Manuel Sánchez jugando con algunos de sus alumnos
Manuel Sánchez jugando con algunos de sus alumnos - J.L.M.
PARADAS

Monster Kit, el juego educativo que arrasa en España, salió de las aulas de un colegio de Marchena

Su autor, Manuel Sánchez Montoro, es de Paradas y da clases en el Ángeles Cuesta, donde puso en marcha una innovadora iniciativa docente

PARADASActualizado:

Manuel Sánchez Montoro es un profesor de Paradas que ejerce en el colegio Ángeles Cuesta, de Marchena. Allí ha instaurado con éxito una iniciativa educativa que fomenta la participación de los niños en actividades sociales, que incrementa sus capacidades expresivas, de relación con los demás o de resolución de problemas, con los juegos de mesa como principal herramienta. «Es la gamificación, sacar la esencia de cualquier juego y usarlo en favor de la educación», afirma el profesor.

Antes de eso, plasmó en su libro «Las aventuras de Tueli» un método educativo que aumentaba las capacidades lectoras e imaginativas de sus alumnos siguiendo la estela de aquellos libros de «Elige tu propia aventura». «Las Aventuras de Tueli» fueron un éxito editorial, se han convertido en una trilogía y se espera que se convierta en uno de los pocos juegos de rol infantil que hay en nuestro país.

Con ese bagaje profesional y su gran afición a los juegos de mesa, era de esperar que Sánchez uniese sus conocimientos en su propio juego de mesa. El resultado fue «Monster Kit».

El juego lleva más de un mes siendo el más vendido en FNAC España, ha entrado en la tienda «Zacatrus» (una de las más importantes de nuestro país) y está siendo un éxito considerable.

«El primer sorprendido soy yo», afirma Manuel, «porque lo llevo mostrando por mis aulas durante mucho tiempo». El juego responde a la necesidad de identificar las figuras geométricas. Y el uso de los monstruos fue un total acierto. «A los niños les parecía más divertido con monstruos», reconoce.

Para niños y adultos

Pero «Monster Kit» va más allá del concepto de figuras geométricas. Por su estilo de juego, fomenta la creatividad, el cálculo, la lectura, la escritura... «Durante todos mis años el juego se fue adaptando a los distintos niveles por los que yo iba pasando en el colegio», afirma Manuel Sánchez.

De este modo, con un juego en el que los niños crean sus propias criaturas, este profesor de Paradas encontró una «herramienta muy versátil para todas las edades, porque hay hasta diez modos de juegos que se adapta a cualquier edad», incluyendo también a los adultos. «Podemos jugar al mentiroso o al UNO con este juego», confirma.

Quizás esa versatilidad sea una de las claves de su éxito y que los niños puedan seguir aprendiendo mientras juegan.