Nieves Triviño sale del juzgado detenida por la Guardia Civil
Nieves Triviño sale del juzgado detenida por la Guardia Civil - J. M. BRAZO MENA

La mujer del expapa de El Palmar de Troya permanece detenida tras declarar ante la juez

Nieves Triviño ha declarado durante cuatro horas en el Juzgado de Utrera, que ha prorrogado su detención 24 horas

SevillaActualizado:

Tras pasar a disposición judicial esta mañana y declarar durante cuatro horas, la titular del juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 4 de Utrera ha prorrogado durante 24 horas la detención de Nieves Triviño, la mujer del expapa del Palmar de Troya Gregorio XVIII, que está  imputada por un delito de homicidio en grado de tentativa y otro de robo con violencia e intimidación, tras la reyerta que se produjo el domingo en el recinto de la secta de la Iglesia Palmariana.

El cura de la secta que resultó herido también ha declarado ante la juez y ha sido puesto en libertad, mientras que el expapa palmariano Gregorio XVIII, Ginés Jesús Hernández, ha sido trasladado a planta y se encuentra bajo custodia policial en el Hospital Virgen del Rocío de Sevilla, donde ingresó en estado grave, tras recibir una puñalada en el pecho que le causó un neumotórax. Se le imputan los mismos cargos que a su mujer y se encuentra a la espera de declarar ante la juez que lleva el caso.

Al parecer, ambos saltaron el pasado domingo por la tarde el muro que rodea la basílica del Palmar de Troya, por la parte más baja del perímetro, encapuchados y portando un arma blanca, además de ir equipados con herramientas para abrir cerraduras, llevando también unas bridas por si tenían que usarlas para inmovilizar a alguien.

Su entrada en el recinto, según explicó el alcalde del Palmar, Juan Carlos González, tras hablar con los responsables de la Iglesia Palmariana, se produjo cuando todos rezaban en la misa de la seis de la tarde, pero, se tropezaron con un cura joven que realizaba tareas de mantenimiento en los patios exteriores de la Basílica, el padre Silvestre, que les interrumpió su «empresa». Los tres acabaron en el hospital Virgen del Rocío de Sevilla tras un intercambio de cuchilladas.

Según relató el pedáneo «el padre Silvestre es un hombre joven, se produjo un forcejeo y, según le informaron desde la Iglesia Palmariana, Ginés sacó una navaja», hirió primero al chaval, que consiguió quitarle el arma y se la clavó hasta en tres ocasiones en el tórax. En la mediación de la reyerta, Nieves, la exmonja también resultó herida. La primera patrulla de la Guardia Civil llegó a la basílica después de un aviso al 112. La llamada se registró a las 18.10 horas. Un helicóptero trasladó al expapa al hospital, mientras que una ambulancia se encargó de los dos heridos restantes.

Según les contaron desde el interior de la Basílica, aseveró González, los gritos de alarma hicieron salir a todos abandonando los cultos e intentando a auxiliar al padre Silvestre. La Guardia Civil, al llegar se encontró con tres heridos, abundante sangre, una navaja, dos pasamontañas y varias bridas. En el exterior del recinto palmariano estaba aparcado el coche del expapa, un BMW X6, blanco y matriculado en 2013, conocido como el ‘papamóvil’, que el expontífice se llevó en abril de 2016, cuando abandonó la secta. Dentro había diversas herramientas para abrir puertas.

La tesis de que ambos ex palmarianos entraran en el recinto saltando los altos muros «vigilados por cámaras», parece un tanto «inverosímil», según Juan Carlos González. Sin embargo, existen otras hipótesis como la de que alguien les ayudara desde el interior, una opción probable dado el apoyo que el expapa todavía tiene entre la comunidad, o la de que Ginés todavía conservase las llaves, tesis que comparte el alcalde pedáneo del Palmar de Troya. La Guardia Civil de Utrera continúa investigando el caso.