David Caro rodeado de figuras en su taller de la calle Alhambra de Lebrija
David Caro rodeado de figuras en su taller de la calle Alhambra de Lebrija - Alejandro Hernández

NAVIDADLa juventud de Lebrija asume la tradición del belenismo

El escultor y artesano de Lebrija David Caro, figura destacada entre los nuevos valores de este arte

LebrijaActualizado:

Las tradiciones navideñas latinas, como es el caso de los belenes, tras muchos años de ocaso ante la Navidad anglosajona, norteamericana y escandinava, vive un momento estelar en el que la juventud asume como propia esta tradición, durante mucho tiempo circunscrita a ámbitos familiares, y pasa a ser parte activa en todos su expresiones. En este contexto se enmarca el aumento notable de jóvenes artesanos escultores que desarrollan su trabajo también en el mundo del belén navideño como es el caso del lebrijano David Caro, escultor y técnico vaciador que con 27 años de edad destaca en esta imaginería tan particular.

Titulado en Vaciado y Moldeado en Jerez y en Escultura en la Escuela de Arte de Sevilla, David Caro se ha especializado en laimaginería en pequeño formato para coleccionistas y por encargo, trabajando el belenismo «todo el año para que se haga visible en estas fechas», apunta a ABC de Sevilla el joven escultor en su taller de la calle Alhambra de Lebrija. «El belenismo se encuentra en auge absoluto», señala el artesano que con 14 años comenzó una afición que ha acabado convirtiéndose en profesión. «Mezclé la afición, el belenismo, con mi trabajo, la escultura», reconoce.

El escultor lebrijano recibe estos días el reconocimiento de Sevilla con una exposición en una de las salas del Círculo Mercantil e Industrial de la calle Sierpes en la que comparte espacio con los jóvenes artesanos belenistas Moisés Halcón, también de Lebrija, Guadalupe Guzmán de Alcalá de Guadaíra, José Ángel García de Los Palacios y Ariel Mora cubano residente en Sevilla. «Lux dei» permanece abierta al público hasta el 4 de enero.

La aportación de Caro a la muestra colectiva es una Sagrada Familia, un Gaspar y un paje en estilo Barroco español del siglo XVII «que hasta ahora no se había utilizado en el belenismo», asegura el escultor, figuras de 40 centímetro de alto algo también poco habituales en el belenismo.

David Caro puede ser calificado como un artesano belenista lebrijano integral, ya que, además de realizar todos sus trabajos completamente a mano, la materia prima que utiliza es exclusivamente barro de Lebrija, «la materia más noble», que a su vez está elaborado de forma artesanal por Juan López, el último alfarero que mantiene abierto su taller en una ciudad que llegó a ser referente de la alfarería andaluza.

El proceso de una pieza comienza con un estudio anatómico, de ropajes y de movimiento, que culmina con un boceto sobre papel. A continuación comienza el moldeado en barro «a pura mano utilizando palillos de madera, por eso se llaman de forma oficial figuras a palillo», explica el belenista, lo que le imprime autenticidad y lo aleja de las producciones seriadas e industriales que utilizan moldes.

El tercer paso del proceso es el secado y ahuecado de la figura para que no se parta en el horno en el proceso de cocción donde se alcanzan los 980 grados centígrados de temperatura, «lo que vidria el barro y lo convierte en terracota que es el material definitivo», destaca David Caro que para esta fase también apuesta por Lebrija al realizar la cocción en el horno de la alfarería de Juan López «que da el mejor resultado posible».

Aplicar policromía a la figura es el cuarto paso del proceso artesanal. Para sus obras, el artesano lebrijano utiliza óleo: «Pinto la pieza como un cuadro, matizando los colores». El trabajo concluye con la aplicación de la pátina que da a la figura un aspecto envejecido.

«Soy de la escuela sevillana y jerezana», subraya David Caro para definir su estilo, aunque no se cierra a otras influencias como trabajar figuras de 40 centímetros, «las más altas en el belenismo», o vestir las figuras como en Nápoles, «algo que gusta mucho en Sevilla donde es todo un arte vestir figuras religiosas». Estas figuras tienen el cuerpo articulado de estopa y alambre y solo están modeladas la cara, las manos y los pies. Por el momento ha elaborado dos figuras vestidas con sedas «que han gustado», por lo que sumará esta estética a la especialidad de figuras de barro.

Pero la actividad belenística de David Caro no se limita a la faceta artesanal de realización de figuras y montajes de belenes. El escultor es fundador de la Asociación Belenistas de Lebrija, que este año cumple su décimo aniversario, y suele participar como jurado en concursos de belenes, este año en el de Peñaflor.