La Policía Local de Castilleja de la Cuesta ha detenido a un conductor que triplicaba la tasa de alcoholemia
La Policía Local de Castilleja de la Cuesta ha detenido a un conductor que triplicaba la tasa de alcoholemia - ABC
CASTILLEJA DE LA CUESTA

Triplica el límite de alcoholemia dos meses después de recuperar el carné, perdido por el mismo motivo

Un conductor de Umbrete fue detenido tras dar positivo en un control de alcoholemia en Castilleja de la Cuesta; hace dos meses recuperó el permiso y ahora ha vuelto a ser «pillado»

CASTILLEJA DE LA CUESTAActualizado:

Agentes de la Policía Local de Castilleja de la Cuesta han detenido a un hombre de 32 años de edad, vecino de Umbrete que fue captado en un control de alcoholemia triplicando el límite legal.

Pero además, se da la circunstancia de que dio positivo tan sólo dos meses después de recuperar su carné, que le fue retirado por ser detenido en varias ocasiones por el mismo motivo.

Fuentes policiales han indicado que el conductor fue interceptado en un control rutinario que se había montado en la calle Álvarez Quintero, dentro del plan puesto en marcha por la policía de la localidad para vigilar tanto el tráfico como el consumo de drogas y alcohol.

Cuando el coche estaba a punto de llegar a la calle principal del municipio, los agentes le indicaron que tenía que hacerse la prueba de alcoholemia, que arrojó un resultado de 0.81 mg/l en aire espirado, a pesar de que el joven manifestó a los policías que tan sólo había tomado dos cervezas antes de coger el coche.

Los agentes comprobaron que se le había retirado del carné de conducir en 2017 por ser captado de forma reiterada con alto nivel de alcohol al volante, a pesar de que la imputación penal (a partir de 0,60 mg/l) conlleva la retirada de sólo seis puntos.

Se da la circunstancia de que el coche que conducía estuvo a punto de embestir al de los propios policías cuando se saltó un semáforo en rojo, además de que nada más bajar la ventanilla los agentes comprobaron que se encontraba bajo los efectos de bebidas alcohólicas, «ya que desprendía un fuerte olor a alcohol y tenia los ojos rojos y cargados».

El detenido, junto a las diligencias, ha sido puesto a disposición del juzgado de instrucción de Sevilla capital.