El solar, situado en la barriada de La Mulata, donde se ubicará el nuevo colegio Al-Andalus de Utrera
El solar, situado en la barriada de La Mulata, donde se ubicará el nuevo colegio Al-Andalus de Utrera - J.A.
EDUCACIÓN

Adjudicada la redacción del proyecto para la construcción del nuevo colegio de Utrera

La llegada de este centro escolar permitirá la desaparición de las actuales caracolas del solar de La Mulata

UtreraActualizado:

Poco a poco, la Junta de Andalucía va dando los pasos necesarios para que el nuevo colegio de La Mulata, sea una realidad. Así, la Consejería de Educación, a través de la Agencia Pública Andaluza de Educación, ha contratado la redacción del proyecto para lo que será el nuevo colegio público Al-Andalus. En los últimos años, en el solar donde se ubicará este centro educativo, los alumnos utreranos han tenido que recibir sus clases en caracolas, que serán retiradas una vez esté culminada la nueva edificación.

El futuro colegio tendrá una capacidad de 450 plazas, contará con 3.000 metros cuadrados construidos, distribuidos en dos aulas por cada nivel del tramo de Infantil y Primaria. Así, dispondrá de seis aulas de Infantil, doce de Primaria, biblioteca, salón de usos múltiples, sala de recursos, gimnasio y un comedor con oficio para servicio de catering. Además el colegio contará en el exterior con una zona de porche cubierto, dos áreas de juegos diferenciadas, una pista polideportiva y un huerto escolar.

La iniciativa está contemplada con la idea de que tanto la biblioteca como la pista deportiva y los aseos del gimnasio, puedan ser usados fuera del horario escolar, para así integrar al centro educativo en el área geográfica en la que se ubica y que pueda cumplir una importante función social. La planificación está proyectada para que se puede acceder a estas dependencias sin necesidad de entrar al edificio principal.

Demanda histórica

Este nuevo colegio, es una demanda histórica de los padres de Utrera, sobre todo de aquellos que en los últimos cursos han tenido que lidiar con las dificultades propias que conlleva el hecho de que la falta de espacio haya obligado a que sus hijos recibieran clases en las tristemente famosas caracolas. El organismo autonómico ha cifrado la intervención total para la ejecución de la obra en 3,5 millones de euros, aunque todavía no ha precisado la fecha de comienzo de los trabajos ni el curso en el que pueda estar lista esta nueva infraestructura educativa.

La contratación de la redacción del proyecto ha sido adjudicada a la unión temporal de empresas (UTE) Fresneda Zamora, por la cantidad de 174.240 euros, mientras que el estudio geotécnico, ha sido adjudicado por la cantidad de 6.000 euros a Geosand Estudios Geotécnicos y Medioambiental S.L.