Los familiares visitando el lugar del cementerio en el que se encuentra la fosa
Los familiares visitando el lugar del cementerio en el que se encuentra la fosa - A.F.
Historia

Comienzan en Utrera las pruebas de ADN para identificar los cuerpos hallados en la fosa común

El Ayuntamiento de Utrera ha hecho un llamamiento a todos los ciudadanos que estén buscando a sus familiares desaparecidos

UtreraActualizado:

Tras muchos años de búsquedas, hipótesis y diferentes teorías, el pasado mes de marzo el Ayuntamiento de Utrera comunicaba el hallazgo de una fosa común en un sector del cementerio municipal de la localidad. Tras un minucioso trabajo arqueológico, los expertos indicaban el hallazgo de una fosa común parcialmente desmantelada en la década de los cuarenta del pasado siglo XX donde descansan los cuerpos de al menos seis personas que murieron en los días posteriores al estallido de la Guerra Civil.

Después de los diferentes trabajos de exhumación de los restos hallados el proyecto ha llegado a su segunda fase, por lo que el Ayuntamiento de Utrera ha hecho un llamamiento a todos aquellos utreranos que crean que algunos de estos restos hallados puedan corresponder a los familiares que tantos años llevan buscando. De esta manera, el jueves 5 de abril va a tener lugar una cita con un alto componente emocional, en la que se va a proceder a una toma de muestras de ADN a todas aquellas personas que crean que en esta fosa común pueden estar los restos mortales de un familiar.

Se debe traer documentación

De 9.00 a 17.00 horas, la convocatoria llega al Centro Cívico de La Fontanilla, ubicado en la Plaza de los Ríos, una cita en la que estará presente el equipo de arqueólogas que ha dirigido las excavaciones que se han realizado en los últimos meses, donde explicarán los resultados de todo este proyecto. También se aprovechará la ocasión para llevar a cabo la documentación de datos sobre los familiares desaparecidos.

«Es conveniente que aquel familiar que tenga en su poder alguna foto (a ser posible de cuerpo entero y lo más cercana al momento de la desaparición), o documento de relevancia para la identificación (informes médicos, fichas dentales, etc.) de la víctima, lo trajese consigo, para su registro junto con el resto de los datos», han explicado fuentes del Ayuntamiento de Utrera.

La localización de esta fosa común –que se encuentra en un sector del denominado patio de San Francisco del cementerio municipal de Utrera-, ha llegado tras el minucioso trabajo realizado por el Ayuntamiento de Utrera durante los meses de enero y febrero de 2018, un momento en el que se han realizado búsquedas a través de diferentes sectores del cementerio utrerano.

«De memoria y duelo»

El proyecto emprendido por el Ayuntamiento de Utrera ha contado con la aprobación y supervisión de la Dirección General de Memoria Democrática, un organismo dependiente de la Junta de Andalucía, que también se ha encargado de sufragar los costes, tanto de los trabajos de localización de la fosa común como de todo el proceso de exhumación de los restos mortales. Se trata de una intervención que había sido también solicitada por algunos colectivos de la localidad como el foro «Construyendo República en Utrera» y la «Asociación Memoria Histórica de Utrera».

Con el llamamiento a los posibles familiares de las personas que integran esta fosa común del cementerio utrerano, el proyecto de recuperación de la memoria entra en una nueva y culminante fase. Un proceso de búsqueda que según el Ayuntamiento de Utrera también culminará con la construcción de un espacio «de memoria y duelo», en el lugar exacto en el que se ha hallado la fosa común.