La instalación se encuentra en el término municipal de Utrera
La instalación se encuentra en el término municipal de Utrera - ATERRIZA.ORG
INFRAESTRUCTURAS

Culmina en Utrera la legalización del aeródromo de «Mataburras»

Se trata de un trámite urbanístico que había comenzado a ejecutarse en la localidad en 2007

UtreraActualizado:

«Las cosas de palacio van despacio», una máxima que se cumple con demasiada frecuencia cuando entra en liza la delegación de Urbanismo del Ayuntamiento de Utrera, que muestra desde hace bastante años un atasco considerable a la hora de poner en marcha trámites importantes. El pleno municipal del mes de febrero en el Ayuntamiento de Utrera ha conllevado la legalización definitiva del aeródromo «Ángel Martínez Ridao», ubicado en el término municipal utrerano y más conocido como «Mataburras».

Se trata de un asunto de largo recorrido, ya que los primeros trámites para legalizar esta instalación comenzaron nada más y nada menos que en el año 2007, y es que el propio pleno ha declarado esta aprobación de «interés social, por la actividad de implantación de Aeródromo de trabajos aéreos e incendios forestales AMR».

Este aeródromo se encuentra entre la carretera A-8030 -más conocida en la localidad como carretera de Las Alcantarillas- y la A-375, lindando con las vías pecuarias «Cordel del Pico» y «Arca del Agua». La pista resultante de esta legalización tendrá 20.700 metros cuadrados y un viario de acceso de 3.166 metros, se construirá un hangar de 7.200 metros cuadrados, unas oficinas de 600 metros cuadrados, una nave auxiliar de 1.200 metros cuadrados y un parking de 3.600 metros cuadrados.  El proceso de legalización de todas estas instalaciones se ha hecho respetando los criterios aprobados por la Agencia de Seguridad Aérea.

El concejal de Urbanismo en el Ayuntamiento de Utrera, Víctor Sánchez (PSOE), ha explicado que su delegación está tratando de culminar una serie de procesos que estaban bloqueados desde hace casi dos décadas, «como es el caso de este aeródromo y que impedían el normal desarrollo industrial, empresarial y económico de Utrera».

Una tarea para la que también es importante la aprobación definitiva del nuevo PGOU, que según el concejal utrerano está cada vez más cerca y que «permitirá cubrir necesidades tan acuciantes como la disponibilidad de suelo industrial en nuestro municipio, el desarrollo de vacíos urbanos o la regularización de zonas como la Carretera Amarilla».