La cantaora granadina enamoró a todos los asistentes
La cantaora granadina enamoró a todos los asistentes - Muchachos de Consolación
Cultura

Una «estrella que llega hasta Consolación de Utrera»

La cantaora Marina Heredia protagonizó en Utrera un fantástico recital de Navidad, organizado por Muchachos de Consolación

UtreraActualizado:

La magia que irradia los 365 días del año el santuario de Consolación de Utrera brilló con más fuerza aún el pasado 23 de diciembre, momento en el que se ponía en marcha una nueva edición del concierto de Navidad, que impulsa la hermandad de Muchachos de Consolación. Una cita en la que los presentes se emocionaron con la inconfundible voz de la cantaora granadina Marina Herediay en la que participó también el periodista y director adjunto de ABC, Alberto García Reyes, quien fue el encargado de caldear el ambiente pronunciando la exaltación navideña. 

La hermandad de Muchachos de Consolación ha conseguido regalar a utreranos y visitantes algunos de los momentos más intensos del mes de diciembre, gracias a este concierto de Navidad, que años anteriores ha tenido sobre el escenario a artistas como José Mercé, María Toledo o Manuel Lombo como protagonistas. Pocos imaginaban que un marco tan bello y especial como es el santuario de Consolación podía ofrecer momentos tan emotivos como los que brinda este concierto navideño.  

Marina Heredia estuvo durante aproximadamente una hora desgranando cantes navideños en un escenario presidido por la Virgen de Consolación, patrona de la localidad. Sonaron letras como «La sentencia», «Diciembre»,«Villancico de los empapelaos», «Patriarca Manuel», «En los arrabales» o «Madroños al niño». Una cantaora que estuvo acompañada por  la voz del cantaor granadino Curro Albaicín y por su padre, Jaime Heredia «El Parrón».          

Antes de disfrutar con el arte de Marina Heredia, quien en los últimos meses está manteniendo un fuerte idilio con Utrera, localidad a la que ha acudido en varias ocasiones, el auditorio pudo disfrutar con una bella exaltación navideña protagonizada por el periodista Alberto García Reyes,muy vinculado también al municipio. García Reyes llevó a los presentes a través de su relato, contando la historia de tres reyes que seguían a una estrella que les iba marcando el camino, y que al llegar a Utrera «preguntaron a cualquiera por una hermosa muchacha, una Virgen parturienta, con Dios mismo en las entrañas». Al encontrar el Nacimiento en el santuario utrerano, habló también de la presencia esa noche en Utrera de la granadina Marina Heredia, «que sueña cantar su Resurrección en tu cuna, que es eterna». Y todo ello porque «yendo detrás de la estrella, se llega a Consolación».

Con una importante afluencia de público en el santuario utrerano, la hermandad de Muchachos de Consolación ha sido capaz un año más de cumplir un reto, ya que los beneficios obtenidos gracias a esta iniciativa están destinados al pago del arreglo de la torre del propio santuario que se ejecutó hace unos años y a integrar la bolsa de caridad de la corporación utrerana