Los ladrones parten las lunas y escaparates con una rejilla de alcantarilla
Los ladrones parten las lunas y escaparates con una rejilla de alcantarilla - A.F.
Sucesos

Nueva oleada de robos en Utrera con el método del «alcantarillazo»

Algunos establecimientos han sufrido hasta cuatro robos en los últimos tres meses

UtreraActualizado:

Al igual que ocurriera en el tramo final del pasado año 2016, la localidad de Utrera está sufriendo en los últimos meses un aumento sensible de robos en establecimientos de todo tipo. Muchos comerciantes confiesan sentirse desesperados ante esta situación, ya que en algunos establecimientos los ladrones han perpetrado hasta cuatro robos en los últimos tres meses. 

El modo de proceder de los delincuentes parece ser muy similar en la mayoría de estos sucesos: los ladrones arrancan las rejillas de las alcantarillas, la emprenden a golpes contra el cristal de los escaparates con el objetivo de romperlo, entran en el establecimiento para sustraer todo tipo de objetos, principalmente las máquinas dispensadoras de tabaco y las máquinas recreativas, que terminan muchas de ellas completamente destrozadas. Una forma de robar bastante escandalosa, que en algunos casos ha despertado a vecinos que han denunciado la situación y han conseguido que llegaran las fuerzas de seguridad para detener «in fraganti» a los cacos. 

Los robos los están sufriendo establecimientos de todo tipo como bares, cafeterías, tiendas de alimentación, panaderías o establecimientos dedicados a la moda y a los complementos. Algunos comerciantes aseguran que los protagonistas de estos robos son en muchos casos los mismos, ya que el «modus operandi» es muy similar. La Policía Local y la Guardia Civil está intensificando la vigilancia y en numerosas ocasiones ha logrado detener a los protagonistas,principalmente delincuentes reincidentes, pero el colapso y la lentitud del sistema judicial en Utrera, así como el código penal español, provoca que en pocos días estos ladrones vuelvan a estar en la calle y que de nuevo lleven a cabo intentos de robos. 

Un problema que se está manifestando con especial virulencia en la localidad, ya que por ejemplo en agosto la Policía Local de Utrera detenía por décima vez en el mismo año a un individuo especializado en robos en comercios y establecimientos de la localidad, lo que da muestras de la inseguridad jurídica con la que tienen que lidiar en su día a día los comerciantes. Un dato que refleja este problema es que en Utrera, hasta agosto de 2017, la Policía Local había llevado a cabo 29 detenciones sólo entre cuatro conocidos delincuentes de la localidad. 

Hay establecimientos que están sufriendo de manera cruel estos robos, hasta el punto de haber sido el punto de mira de los ladrones incluso en cuatro ocasiones en los últimos tres meses. Como es lógico, el desánimo está cundiendo entre algunos de estos comerciantes, que no saben muy bien que se van a encontrar cuando llegan a su negocio por la mañana. A todo ello hay que unir el tiempo perdido con las gestiones burocráticas con las aseguradoras, hasta el punto de que muchas de estas compañías ya están empezando a poner problemas con las coberturas a los comerciantes ante el aumento de los robos. «Estamos desesperados, desde octubre hasta ahora nos han robado hasta en cuatro ocasiones, ya no sabemos que hacer», explica el dueño de un bar. 

Enclaves como el Punto, la calle Cristóbal Colón o la carretera Amarilla, han sido algunos de los escenarios donde en los últimos días han tenido lugar robos en establecimientos de la localidad, una situación que, a pesar de la gran labor realizada por la Policía Local y la Guardia Civil, tiene desesperados a muchos comerciantes de Utrera