El peligroso cruce desaparecerá y será sustituido por una gran glorieta
El peligroso cruce desaparecerá y será sustituido por una gran glorieta - ABC
Infraestructuras

El peligroso cruce de El Torbiscal en Utrera tiene los días contados

El ministerio de Fomento ha licitado esta obra que afecta a la N-IV y que tiene un presupuesto de 6,87 millones de euros

UTRERAActualizado:

El conocido entre los conductores como el cruce de El Torbiscal, producto de las intersecciones de las carreteras N-IV y A-471, situado en el término municipal de Utrera, tiene afortunadamente los días contados. El Ministerio de Fomento aprobaba en 2016 la realización de una compleja actuación que acabaría con este punto negro para la circulación. Hace pocos días el poco Ministerio ha sacado a licitación la ejecución de estas obras.

El anuncio ha sido realizado en el Boletín Oficial del Estado (BOE) y cuenta con un presupuesto total de 6,87 millones de euros. El plazo para la presentación de ofertas expira el 6 de noviembre y se llevará a cabo a través de una tramitación ordinaria y un procedimiento abierto. El plazo de ejecución de la obra será de un año.

El cruce de El Torsbical ha sido tradicionalmente uno de los lugares más conflictivos de la zona en cuanto a materia de tráfico, tanto por su peligrosidad como por los habituales atascos que allí se producen. Problemas de tráfico que se acentúan principalmente en fechas estivales, ya que se trata de una intersección muy utilizada por los conductores que se dirigen o vuelven de puntos de la costa tan populares como Sanlúcar de Barrameda o Chipiona.

Las obras que ha planteado el Ministerio de Fomento se ejecutarán a lo largo de 1,11 kilómetros y darán como resultado la eliminación de las peligrosas maniobras que actualmente hay que realizar para pasar de una carretera a otra, entre las que destacan cruces a nivel y giros hacia la izquierda. El objetivo principal es la mejora de la seguridad vial en la zona y conseguir la fluidez del tráfico.

El cruce pasará a mejor vida para dar paso a una glorieta central a diferente nivel de la carretera N-IV que enlace los diferentes ramales, una actuación que requiera la construcción de dos estructuras. El eje de la carretera A-471 se debe desplazar hasta conectar con la nueva glorieta, de manera que el trazado sea ortogonal a la N-IV, lo que facilitará la implantación del enlace. También se desplazará ligeramente el trazado de la carretera N-IV, debido a que las obras del enlace deben ser compatibles en todo momento con el mantenimiento del tráfico en esta carretera.

El proyecto no solo se limita a las vías de circulación de la zona sino que también afecta a la vía pecuaria «Cañada Real de la Armada», que también va a ser mejorada y se va a separar su tráfico de las dos carreteras.