Curro de Utrera con el Cuchara de Utrera en el Festival del Mostachón de 2012
Curro de Utrera con el Cuchara de Utrera en el Festival del Mostachón de 2012 - A.F.
Flamenco

Piden la Medalla de oro al Mérito en las Bellas Artes para el cantaor Curro de Utrera

El Ministerio de Cultura ha asegurado que la propuesta «será tenida en consideración»

UtreraActualizado:

El 20 de junio de 2015 se apagaba para siempre la voz de Francisco Díaz García, conocido artísticamente como «Curro de Utrera», en cierta forma el último de los representantes de la llamada «generación de oro de artistas flamencos de Utrera». Cuando han pasado dos años de su desaparición, el utrerano Juan Fernández Castro sigue dando los pasos necesarios para que el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, le conceda a Curro de Utrera la Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes.

Fernández Castro, un conocido utrerano recordado fundamentalmente por haber sido una pieza clave en el nombramiento del actual rey Felipe VI como hijo adoptivo de Utrera en 2007, ha enviado diferentes cartas al Ministerio elevando esta petición. La propia directora general del Instituto Nacional de las Artes Escénicas y de la Música (INAEM), Monserrat Iglesias, ha respondido a las peticiones de este utrerano, asegurando que «agradecemos sinceramente su contribución a la candidatura de estas medallas y le informamos que su candidatura será tenida en consideración».

El propio Fernández Castro ha recogido con esperanza la misiva llegada desde el Ministerio, explicando que «solo nos queda esperar la decisión del INAEM y confiar en que reconozcan la grandeza de este artista utrerano que dedicó su vida a la cultura y al arte del flamenco». Se trata de una petición que en este caso cuenta también con el apoyo de la Cátedra de Flamencología de Utrera, presidida por Juan Montoya.

Curro de Utrera, conocido también como «El Toleano», fue nombrado hijo predilecto de Utrera en 2009, siendo una persona muy querida en su localidad, que a pesar de residir los últimos años de su vida en Córdoba, no faltaba ni un año a dos citas en su localidad natal: el festival del Mostachón que organiza la peña flamenca que lleva su nombre ni a la feria de Utrera.

Corría la década de los 40 del pasado siglo XX cuando Curro de Utrera, de la mano de Pepe Marchena, comenzaba a dar los primeros pasos en el mundo del cante. Creció en las mismas calles que vieron nacer a leyendas del flamenco como Fernanda y Bernarda, Perrate o Gaspar, aunque el destino en el cante de Curro era completamente distinto al de estos grandes nombres y terminó convirtiéndose en el cantaor no gitano más importante de la localidad. Será recordado por su maestría interpretando las alegrías de Córdoba y en el momento de su fallecimiento, cuando contaba con 88 años, no se había retirado de los escenarios, por lo que era considerado como el decano del cante flamenco.

No es la primera vez que Juan Fernández Castro trata de pelear para que los artistas utreranos encuentren el reconocimiento que se merecen, en este sentido, también ha asegurado que «el Chato de Utrera se ha ido al cielo añorando la concesión del Mostachón de Oro, a ver si el Ayuntamiento le dedica una calle». Este utrerano es una especie de «conseguidor bueno», que no solo lleva peleando nueve años para que a Curro de Utrera le concedan la Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes, ya que por ejemplo fue capaz de que empresas tan importantes como la revista Hola, Coca Cola, El Corte Inglés o la reina Fabiola de Bélgica, aportaran fondos económicos para el arreglo de la iglesia de las Madres Carmelitas de Utrera, que necesitaba una restauración urgente