El canal presenta grietas y roturas en su barreras de hormigón
El canal presenta grietas y roturas en su barreras de hormigón - S. C.
Infraestructuras

Las preocupantes grietas del canal del Calzas Anchas de Utrera

El desvío de este arroyo es una de las obras de infraestructuras más importantes de la historia de la localidad

UtreraActualizado:

El Calzas Anchas es un pequeño arroyo de Utrera que apenas tiene agua a lo largo de la gran parte del año. Pero ese aprendiz de río ha sido el causante de importantes inundaciones en la localidad, la más reciente de todas en 2007. Poco después de aquel año comenzaron la obras de desvío del arroyo, para construir un nuevo canal que sacara al Calzas Anchas del casco urbano, un canal que a pesar de ser una de las obras de infraestructura más importantes y más costosas de la historia de la localidad, ya presenta deficiencias como desprendimientos y grietas en alguno de los puntos de su trazado.

La primera señal de alarma llegaba en febrero de 2014, momento en el que más de 20 metros de la pared del desvío se venían literalmente abajo, obligando a llevar a cabo una intervención de urgencia, consistente en la reconstrucción del tramo y el reforzamiento de los materiales.

El lugar por el que discurre el canal del arroyo Calzas Anchas se ha convertido con el paso de los años en un espacio muy utilizado por los utreranos en su tiempo libre. Por los caminos que discurren de manera paralela al canal, son muchas las personas que caminan o disfrutan de un rato al aire libre en bicicleta, por lo que son muchas las personas que han comprobado como ahora de nuevo el canal presenta unas grietas preocupantes. El lugar del problema se localiza muy cerca de la fuente de los ocho caños, un lugar conocido como la ‘Puerta Verde de Utrera’.

Se trata de un espacio donde se están produciendo grietas en algunos de los lienzos de hormigón que conforman el canal e incluso están empezando a ceder y a perder la linealidad con la que fueron dispuestas dichas piezas del desvío. El hormigón que sirve como barrera de seguridad para todos los que discurren por el camino contiguo al canal también se está rompiendo en algunos puntos, lo que indudablemente ha hecho saltar las alarmas en algunas de las personas que transitan por esta vía.

Los actuales problemas se localizan en la misma área donde ya se detectaron los desprendimientos en 2014, que fueron en un primer momento subsanados, donde incluso se hundió parte del camino de servicio situado en su margen derecho