José María Villalobos, alcalde de Utrera, muestra el plano del nuevo autobús urbano
José María Villalobos, alcalde de Utrera, muestra el plano del nuevo autobús urbano - A.F.
Movilidad

Utrera diseña su transporte público del futuro

La localidad contará con un nuevo servicio de autobús urbano, dotado de cinco líneas y 58 paradas

UtreraActualizado:

Desde que dejara de prestar servicio en Utrera la famosa «Empresita» -el nombre cariñoso con el que los utreranos conocían al tradicional autobús-, pocos ciudadanos han utilizado alguna vez el actual servicio de transporte urbano. Con el objetivo de mejorar la movilidad en el casco urbano, que el autobús sea una opción real y modernizar el tráfico en Utrera; el alcalde José María Villalobos ha presentado el diseño del nuevo servicio de transporte urbano de la localidad, que contará con cinco líneas, diez autobuses y 58 paradas.

Se trata de propiciar un cambio radical con respecto al servicio que presta en la actualidad la empresa de Los Amarillos, que apenas es utilizado por los ciudadanos -solo cuenta con 90.000 viajeros al año-, que terminan abusando del uso del vehículo privado en la localidad. Como si de un plano de líneas de metro de una gran ciudad se tratase de fondo, el alcalde de Utrera, ha presentando este proyecto, que considera «como uno de los principales de todo el mandato, ya que queremos que Utrera sea conocida a partir de ahora no por ser una de las ciudades que más vehículos por habitantes tiene, sino por contar con uno de los mejores servicios de transporte urbano de toda España en ciudades de nuestro tamaño».

Los planes del equipo municipal pasan por llevar a cabo los trámites administrativos para licitar el servicio cuanto antes, a lo largo del mes de abril, y que los nuevos autobuses, proporcionados por la empresa que gane el concurso, comiencen a circular por las calles de Utrera en el próximo mes de octubre o como muy tarde a finales de año. «Queremos darle un nuevo enfoque al autobús de Utrera para que sea utilizado por personas de todas las edades, según nuestros cálculos, cada utrerano tendrá una parada como muy lejos a 300 metros de su casa», ha explicado Villalobos.

El epicentro, la estación de tren

Cuatro de las cinco líneas que funcionarán en Utrera -Fontanilla, Militares, Consolación y Mulata-, tendrán como epicentro la estación de tren de Utrera, mientras que la otra línea, que llevará el nombre de 'Vereda', recorrerá de Norte a Sur esta arteria principal utrerana. De esta manera, las líneas centrales sobre las que articulan las nueva cinco líneas serán la propia estación de tren de Utrera -por la que pasaron en 2017 1,3 millones de viajeros-, y la avenida María Auxiliadora, llegando incluso por un lado al polígono industrial La Morera y por el otro lado a la futura 'Ciudad del Deporte' de Vistalegre.

Para detectar las necesidades de los utreranos en materia de movilidad y señalar las deficiencias de los actuales autobuses, el Ayuntamiento de Utrera ha encargado a lo largo del último año y medio un estudio pormenorizado a una consultora especializada en el sector. Se ha llevado a cabo un trabajo de campo a través de más de mil encuestas telefónicas, con el objetivo de diseñar un nuevo autobús que sea útil para el día a día de los ciudadanos.

La frecuencia de paso de los nuevos autobuses urbanos oscilará entre los 20 y 30 minutos, dependiendo del momento del día, mientras que comenzarán a circular de lunes a viernes, a partir de las 6.30 horas -con el objetivo de ofrecer una alternativa a los utreranos que tienen que tomar el tren a horas muy tempranas de la mañana y necesitan llegar a la estación-. Los viernes y los sábados habrá un servicio especial, que se extenderán por las noches hasta las 24.00 y las 1.00 horas respectivamente.

Novedades en el diseño

Otra de las novedades que conlleva el diseño del nuevo servicio de transporte público de Utrera es la intención de volver a ofrecerle uso a la «abandonada» estación de autobuses que se encuentra en la avenida de Los Palacios. Esta infraestructura se convertiría en la base de la empresa que finalmente se haga con el servicio en el proceso de licitación, para ser usada como centro logístico.

Los cálculos del equipo de gobierno municipal es que el servicio salga a licitación por un montante anual que ronde los 500.000 o 600.000 euros, mientras que las tarifas que se impongan para cada viaje también se reflejarán en el pliego de condiciones. «La idea es que existan bonos mensuales a precios muy económicos, bonos mensuales y bonos de diez viajes. El billete univiaje rondará los 1,5 euros aproximadamente», precisó el alcalde de Utrera.

En la actualidad el casco urbano de Utrera está sobrecargado de vehículos, a lo que se une la escasez de aparcamientos con la que tienen que lidiar los conductores a diario, un asunto que va camino de convertirse en un problema que amenaza la calidad de vida de los ciudadanos. Por eso, Utrera ha diseñado el transporte urbano que debe dibujar la ciudad del futuro, más sostenible, con menos contaminación y en la que el vehículo privado deje paso a otras alternativas que ahora mismo son inexistentes.