Dolores García es la que ha impulsado esta iniciativa para construir un refugio para animales abandonados
Dolores García es la que ha impulsado esta iniciativa para construir un refugio para animales abandonados - A. F.
UTRERA

Utrera se moviliza para reclamar la creación de un refugio animal

Una iniciativa ciudadana ha puesto en marcha una campaña de recogida de firmas para ayudar a los animales abandonados

UtreraActualizado:

La localidad de Utrera ha demostrado de manera sobrada en los últimos años que sus habitantes tienen una sensibilidad especial contra el maltrato animal, por lo que muchos ciudadanos han mostrado su preocupación con respecto a la situación que numerosos animales padecen en la localidad.

Por ello, en las últimas semanas se han sucedido los apoyos a una campaña de recogida de firmas –iniciada por Dolores García Muñoz- para reivindicar la construcción en Utrera de un refugio que pueda albergar a los animales abandonados.

En concreto, la iniciativa pretende «solicitar la construcción de un refugio que ayude a los animales sin hogar, a los que estén en estado deplorable, para asistirlos y poder encontrar para ellos una adopción responsable, y los que no encuentren adopción que puedan terminar sus días dignamente en el refugio».

Los promotores de esta campaña se han situado el listón bien alto, ya que el objetivo que se han marcado pasa por conseguir «entre 5.000 y 10.000 firmas». La campaña comenzaba en el pasado mes de abril, y hasta el momento son muchos los utreranos que ya han firmado, mientras que en las redes sociales se han sucedido los apoyos.

Una vez que se cierre el periodo para que los ciudadanos puedan apoyar esta idea con su firma, los impulsores de la campaña presentarán los pliegos en la delegación de Medio Ambiente del Ayuntamiento, junto con un proyecto elaborado por un arquitecto en el que se detalle como sería el refugio que reivindican.

De la misma manera, otro paso fundamental es que pongan en marcha una asociación protectora de animales que pueda encargarse de darle cobertura a la instalación. Una de las dificultades que se encuentra el grupo de amantes de los animales que está detrás de este impulso, es el coste económico, ya que como explica la propia Dolores «necesitamos unos 4.000 euros solo para el proyecto, así que estamos buscando un arquitecto que sea solidario y lo realice gratuitamente».

Según cuentan los creadores de esta campaña, en la actualidad el Ayuntamiento de Utrera, a través de la denominada ordenanza municipal de Protección y Bienestar de los Animales, existe un contrato con una empresa privada, valorado en casi 22.000 euros, que se encarga de la recogida y el transporte de los animales perdidos y abandonados en las calles de Utrera.

Por ello, Dolores reivindica que «ese dinero se conceda al refugio y que nos ceda un terreno de unos 3.000 metros; y si no hay posibilidad de ese terreno, por lo menos que se implique de alguna manera». Y es que «también necesitaríamos que un veterinario se ofrezca a ayudarnos o que el Ayuntamiento realizara un convenio con un veterinario que nos cobrara los servicios mínimos por la atención a los animales».

De esta manera Dolores, apuesta por un cambio de enfoque a la hora de atender a los animales abandonados, y que puedan contar en el término municipal de Utrera con un refugio.

En los últimos años las redes sociales han reaccionado con fuerza casa vez que se ha hecho público algún caso relacionado con el maltrato animal, despertándose muchas conciencias.

Así que no es la primera vez que se pone en marcha una reivindicación de estas características para ayudar a los animales abandonados, destacando el papel que juega desde hace años en la localidad la asociación Ddevida, que impulsó el proyecto de «La Parcelita», como hogar temporal para perros que estaban a la espera de ser adoptados.

Más recientemente la asociación del bienestar «Óscar», puso en marcha también un pequeño refugio, con escasos medios económicos, que trataba de ayudar a los animales en situaciones extremas.

El casco urbano de Utrera sigue dejando cada cierto tiempo imágenes de animales abandonados, siendo todavía muy frecuentes los casos de galgos que son maltratados por algunos cazadores y desorientados vagan sin destino por las calles de la localidad.