Ambiente en la casa hermandad de la Matriz almonteña durante la pasada romería
Ambiente en la casa hermandad de la Matriz almonteña durante la pasada romería - MIGUEL ÁNGEL jIMÉNEZ
EL ROCÍO 2018

El Rocío 2018: La aldea se pone guapa

Los rocieros ultiman los preparativos de sus casas a lo largo del fin de semana y llevan los enseres necesarios para vivir en los próximos días la Romería del Rocío 2018

ALMONTEActualizado:

Durante todo el fin de semana la aldea del Rocío ha sido un hervidero de actividad. Miles de personas se han dado cita en estos días para poner a punto los preparativos propios de la inminente romería. Limpiar y pintar las casas, acondicionar los porches y las cuadras para los más de 25.000 équidos que se darán cita durante los próximos días en la aldea almonteña, son algunas de las tareas que se han venido desarrollando por los rocieros que aún no se encuentran en sus caminos.

[Guía con todo lo que tienes que saber de El Rocío 2018]

Muchos de los que se acercan hasta El Rocío en estas últimas jornadas lo hacen para transportar las viandas que servirán para agasajar a los visitantes que se acerquen a sus casas, en un ejercicio de hospitalidad y hermandad que caracteriza a aquellos que profesan esta devoción.

La estampa que ha presentado la aldea durante todo el fin de semana ha sido la de un ir y venir de vehículos que atestaban las calles del núcleo. Como consecuencia de ello, a lo largo de varias horas, la A-483 que une la población de Almonte con la aldea presentó un intenso tráfico. Bien entrada la noche y acabados los trabajos, ya en los porches podían observarse grupos de amigos y familiares disfrutando de un momento de convivencia entre cantes y bailes por sevillanas, a modo de prolegómeno de lo que será la vida en la aldea durante los días de romería. Incluso, era posible divisar, enfundadas para protegerlas del polvo, las carretas de algunos Simpecados como el de la filial de Palma de Mallorca.

Durante la tarde de ayer, los operarios se afanan en el montaje del grandioso altar que cada edición acoge en El Real del Rocío la Misa Pontifical del domingo de romería, que este año será presidida por el arzobispo de Madrid, Carlos Osoro Sierra.

También el Santuario Nacional de Nuestra Señora del Rocío es objeto de una concienzuda puesta a punto por parte de la Hermandad Matriz de Almonte. No en vano, este será el centro neurálgico de la celebración y el lugar al que dirigen sus pisadas todos los romeros que peregrinan hacia la aldea.

Para todos ellos parece que el tiempo será benévolo al menos durante los primeros días, ya que algunas predicciones meteorológicas apuntan a que esta será una romería marcada por el sol y por temperaturas que pueden incluso superar los 30 grados centígrados, factor este que podría provocar algunas tormentas de cara al fin de semana.

Al cierre de esta edición una treintena de filiales ya habían comenzado sus caminos hacia la Romería del Rocío en una peregrinación que como cada año ha abierto la Hermandad del Rocío de Córdoba, que salía de la ciudad califal el pasado jueves a las 17:00. En ese momento quedaba activado el Plan Romero 2018 que estará vigente hasta que la última de las filiales haya regresado a su lugar de origen.

Hay que señalar que las Hermandades del Rocío de Olivares, Sanlúcar la Mayor y Albaida del Aljarafe viven con incertidumbre las horas previas a la romería, ante la decisión del Plan Romero de alterar sus itinerarios tradicionales para desviarlas hacia el Corredor Verde del Guadiamar, una orden no compartida por estas filiales y que ha supuesto que se planteen incluso no peregrinar hacia la aldea en esta edición.