Mujer con migraña
Mujer con migraña - ARCHIVO
MENOPAUSIA

La THS es segura en el tratamiento de la menopausia en mujeres con migrañas

El riesgo de episodios cardiovasculares en la menopausia es independiente de que la mujer padezca o no migrañas o de que tome o no THS

MADRIDActualizado:

La menopausia, esto es, la interrupción definitiva de la menstruación en la mediana edad, constituye una etapa en la vida de la mujer caracterizada por la aparición de, entre otros síntomas, los sofocos y la irritabilidad. Unos síntomas consecuentes con los cambios hormonales propios de esta etapa y entre los que, asimismo, se encuentran los dolores de cabeza: las consabidas ‘migrañas’. De hecho, las mujeres que alcanzan la menopausia experimentan un aumento de hasta un 76% en la frecuencia de sus migrañas. Sin embargo, existen numerosas dudas sobre si la terapia hormonal sustitutiva (THS) puede resultar útil para tratar estas cefaleas. Y es que no debe descartarse la posibilidad de que la administración de estrógenos aumente el riesgo de ictus en caso de migraña. Pero, ¿esto es realmente así? Pues parece que no. Y es que como muestra un estudio dirigido por investigadores de la Facultad de Medicina Albert Einstein en Nueva York (EE.UU.), la THS es totalmente segura en el abordaje de la menopausia de las mujeres con migrañas.

Como explica Peter F. Schnatz, ex presidente de la Sociedad Norteamericana de Menopausia (NAMS) y co-autor de esta investigación que presentada en el marco de la Reunión Anual 2017 de la NAMS que se está llevando a cabo en Filadelfia (EE.UU.), «el uso de la terapia hormonal se ha reducido desde que se puso en marcha el macroestudio ‘Iniciativa de la Salud de la Mujer’. Pero los datos recientes han confirmado su seguridad, especialmente en mujeres menores de 60 años y en las que el periodo transcurrido desde la menopausia no excede de 10 años. Así, y basándonos en estos nuevos datos, las hormonas todavía tienen un papel principal en el tratamiento de los síntomas de la menopausia y la pérdida de masa ósea. Pero muchas de estas mujeres sufren migraña, por lo que conocer los riesgos y beneficios de la THS en estas mujeres tiene una importancia crítica».

Con o sin migrañas

Los estudios realizados para evaluar el efecto de la THS sobre las migrañas y el consecuente riesgo de enfermedad cardiovascular han sido muy escasos. El resultado es que la THS no se suele prescribir en las pacientes con migrañas dado que el uso de estrógenos exógenos podría incrementar la probabilidad de sufrir un ictus. Una premisa que, entre otras consecuencias, ha dado lugar a la recomendación que dicta que las mujeres con migrañas deben tomar con precaución, cuando no directamente evitar, los anticonceptivos orales –esto es, la famosa ‘píldora’– en función o no que sus migrañas cursen o no con aura.

Pero, por lo menos en lo que refiere a la THS y las migrañas asociadas a la menopausia, ¿e necesaria tanta cautela? Pues para responder a esta pregunta, los autores analizaron los historiales médicos de 67.903 participantes en la ‘Iniciativa de la Salud de la Mujer’ para evaluar la posible relación entre las migrañas y los episodios cardiovasculares y su interacción con la THS.

Los cambios en los niveles de estrógenos conllevan la aparición de migrañas en muchas mujeresJoAnn Pinkerton

Los resultados mostraron que, comparadas frente a aquellas que no padecen estas cefaleas, las mujeres con migraña tienden a realizar menos ejercicio físico y a beber menos, a tomar mayores cantidades de vitamina D y calcio, y a padecer sofocos y sudores nocturnos con mayor asiduidad. Sin embargo, y lo que es más importante, los resultados no muestran que la presencia o ausencia de migrañas tenga ninguna influencia sobre el riesgo de episodios cardiovasculares, caso de los ictus. Y a ello se aúna, como apuntan los autores, «que desde la perspectiva de la seguridad terapéutica, no hay ningún impacto de la THS sobre esta relación».

Como refiere Jelena Pavlovic, directora de la investigación, «dado que las migrañas afectan a una de cada cuatro mujeres y que por lo general se aconseja a las mujeres con migrañas que eviten la THS, nuestros resultados pueden tener implicaciones muy significativas para la salud pública».

¿THS? Sí

En definitiva, y a la luz de las nuevas evidencias, parece que un historial de migrañas no es motivo para contraindicar la THS en la menopausia.

Como concluye JoAnn Pinkerton, directora ejecutiva de la NAMS, «ya sabemos que los cambios en los niveles de estrógenos conllevan la aparición de migrañas en muchas mujeres. Sin embargo, ha habido muy pocos estudios centrados en las migrañas durante la transición a la menopausia, en la que los niveles de estrógenos pueden fluctuar de forma muy acusada. Este estudio demuestra claramente que necesitamos más investigación en esta área para que, así, las mujeres sintomáticas puedan beneficiarse de las terapias que ya han demostrado su eficacia».