OBESIDAD

Vivir con 192 kilos

Rafael llegó a pesar 192 kilos, por lo que “no podía ni subir las escaleras porque me dolían las rodillas”, cuenta.

MADRIDActualizado:

Rafael Tabar llegó a pesar 192 kilos, una obesidad mórbida que limitaba su vida hasta el punto de no poder llevar a cabo actividades cotidianas como subir las escaleras o atarse los cordones de los zapatos. «Físicamente era una pasada y además los médicos me dijeron que, con ese peso, el nivel de riesgo de que me ocurriera cualquier cosa era de seis sobre seis».

Por eso este pamplonés no se lo pensó: «la única solución para mí era una operación. Primero me colocaron un balón intragástrico con el que bajé 22 kilos, algo necesario para poder realizarme la cirugía con menos riesgo». En la Clínica Universidad de Navarra, un equipo multidisciplinar formado por, entre otros, endocrinólogos y cirujanos, le practicaron una cirugía bariátrica que devolvió la normalidad a la vida de Rafael.

«Ahora ya puedo hacer cosas simples como atarme los zapatos. Y subo las escaleras y no me duelen las rodillas», cuenta Rafael, que aconseja a otras personas con obesidad mórbida “que no tengan miedo porque el miedo es lo peor que una persona con obesidad mórbida puede tener».

«La salud es la que manda y llevar una mochila de 80 kilos a la espalda las 2 horas del día no es bueno para nadie», asegura el pamplonés.

Una operación quirúrgica que cambia la vida

Existen varias las técnicas quirúrgicas que se pueden realizar para perder peso. Según apunta el doctor Víctor Valentí, codirector del Área de Obesidad de la Clínica Universidad de Navarra, «la elección de uno u otro tipo de cirugía depende de las características clínicas, posibles enfermedades asociadas que presente así como de su comportamiento alimentario y perfil psicológico».

«Las técnicas quirúrgicas que más se realizan en el mundo, por su eficacia probada y bajo índice de complicación, son Bypass gástrico laparoscópico y Gastrectomía tubular. Lo importante es realizar la intervención en un hospital con experiencia. Nuestros pacientes valoran que somos Centro de Excelencia Internacional en Cirugía de la Obesidad, acreditada por la Federación Internacional para la Cirugía Bariátrica (IFSO)», explica el cirujano del hospital navarro.