CÁNCER DE PULMÓN

El cáncer más invisible

A pesar de ser el tumor más mortal, los expertos denuncian que no recibe la atención y la inversión necesaria en España, lo que puede producir situaciones de inequidad en el acceso a los nuevos y eficaces tratamientos

Cáncer de Pulmón 2015 España
Cáncer de Pulmón 2015 España - GECP

En España se diagnostican más de 21.000 nuevos casos de cáncer de pulmón; de estos, casi un 20% son mujeres. Los datos dicen además que de los diagnosticados, 17.000 fallecerán al año a causa de la enfermedad. Su levada incidencia, asociada al pronóstico adverso de este tumor y a su gran mortalidad, ha hecho que por primera vez en Europa, en el año 2015, la mortalidad por cáncer de pulmón en la población femenina vaya a superar la del cáncer de mama, reconoce Rosario García Campelo, de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) y oncólogo médico del Complexo Hospitalario Universitario de A Coruña.

Pero además el cáncer de pulmón es probablemente el más invisible. Así lo cree Mariano Provencio, presidente del Grupo Español de Cáncer de Pulmón, organización que acaba de publicar su informe ‘REPORT CARD 2015’ en el que ‘pone nota’ al manejo del cáncer de pulmón en España. El documento señala que hay algunas ‘asignaturas aprobadas’, como la prevención o la supervivencia, pero muchas pendientes, como la inversión y el diagnóstico.

Provencio habla de ‘estigmatización’ cuando se refiere a este cáncer. «Pese a su impacto en la sociedad, es uno de los tumores con menos visibilidad», destaca el jefe de servicio del Hospital Puerta de Hierro de Madrid.

Y es precisamente es ‘falta de visibilidad’ la que hace que reciba menos atención, algo que para este experto resulta paradójico porque se habla del «cáncer más mortal». Para los oncólogos, la inversión y recursos nacionales destinados para paliar su impacto social no son suficientes. «La nota obtenida en esta materia es muy deficiente. La relación entre el impacto social del cáncer de pulmón en número de muertes y años de vida perdido y el presupuesto invertido para luchar contra él es insuficiente», explica Bartomeu Massuti, secretario del GECP y jefe de oncología del Hospital General de Alicante.

Para los oncólogos, la inversión y recursos nacionales destinados para paliar su impacto social no son suficientes

Y esto supone un «inequidad absoluta» en el manejo y tratamiento del tumor, algo que para Provencio es grave, sobre todo teniendo en cuenta los importantes avances que se han producido en los últimos años en su tratamiento. Así, la mejor nota del ‘REPORT CAD’ se la lleva la investigación. Para el GECP los investigadores españoles han avanzado notablemente en descubrir las ‘vías de ataque’ del tumor, en este caso los marcadores genéticos y la quimioterapia personalizada. «Se ha constatado que el de pulmón es el segundo tumor en número de alteraciones genómicas, lo que junto con los incrementos del conocimiento de los tratamientos de inmuno-oncología, abre la puerta a la esperanza de una significativa mejora de la supervivencia», asegura Massuti. Los investigadores españoles siguen avanzando en la búsqueda de alteraciones que permitan ofrecer a los pacientes tratamientos super-personalizados que mejoren las perspectivas y la supervivencia.

'AVES' y autopistas

Desde el GECP destacan que tanto la cirugía como los tratamientos oncológicos ofertados en España están a la vanguardia europea. No obstante, desde el GECP se alerta que en radioterapia sí es necesaria mayor inversión y dotación para implementar las nuevas técnicas. A pesar de ello, denuncia Provencio, existen en España importantes «problemas de equidad nacional en el acceso a fármacos y terapias innovadoras». Para Provencio muchos pacientes en nuestro país no pueden acceder a los ensayos clínicos, que es el único sitio donde a veces pueden acceder a los últimos tratamientos, debido a que no hay un sistema para ello y dependen en muchas ocasiones de los profesionales médicos. Se han hecho, ilustra el experto, «’AVES’ y grandes autopistas» para algunas patologías, pero para otras, como el del pulmón, sigue habiendo carreteras secundarias.

Cáncer de Pulmón 2015 España
Cáncer de Pulmón 2015 España- GECP

De similar opinión es José Miguel Sánchez Torres, oncólogo médico en el Hospital de la Princesa y miembro de la Junta Directiva del GECP, que asegura que el acceso a los avances terapéuticos por parte de todos los pacientes, independientemente del lugar en el que residan, no es todo lo rápido y equitativo que se necesita, y denuncia que «existen diferencias de acceso a los tratamientos entre las distintas comunidades autónomas. De hecho, -añade- según una encuesta realizada por Inesme sobre el impacto de la crisis económica en la aplicación de terapias oncológicas innovadoras, el 80% de los oncólogos entrevistados identifica el cáncer de pulmón como el más afectado por las restricciones en el acceso a innovación».

Supenso en diagnóstico precoz

Otro aspecto muy mejorable es el el diagnóstico precoz. Según Provencio, los datos de de diagnóstico precoz son «descorazonadores». Sólo el 16% de los cánceres de pulmón se diagnostica en fases tempranas, lo que lastra la supervivencia en comparación con otros tumores con ratios de diagnósticos tempranos muy superiores. Tal y como destaca Massuti, «es necesario seguir investigando y avanzando en este campo para definir criterios y aunar políticas comunes de prevención».

En este sentido, Bernard Gaspar, vicepresidente de AEACaP asegura que «el punto más importante sería crear una concienciación social de la gravedad del problema. Es necesario desarrollar acciones específicas en mujeres, promoviendo el abandono tabáquico y realizando campañas de prevención de la salud y de alerta sobre los riesgos de fumar, especialmente entre las adolescentes, ya que nuestro país tiene una de las tasas más altas de adolescentes fumadoras».

El factor de riesgo más importante de mortalidad por cáncer en Europa y para padecer un cáncer de pulmón es el tabaquismo

El factor de riesgo más importante de mortalidad por cáncer en Europa y para padecer un cáncer de pulmón es el tabaquismo y este factor de riesgo es, sin duda, el que justifica el incremento de cifras al que estamos asistiendo en población femenina. Son preocupantes las cifras de tabaquismo que manejamos en la población joven y sobre todo en población femenina en nuestro país.

Hoy en día son muchos los campos abiertos en la investigación del cáncer de pulmón, y hay que seguir avanzando para mejorar el pronóstico y la calidad de vida de los pacientes. Y es que, la velocidad del conocimiento biológico y molecular conlleva el desarrollo de tratamientos cada más eficaces y dirigidos. «Esa velocidad de conocimiento debe ser trasladada al ámbito clínico del paciente con cáncer de pulmón con celeridad. Es absolutamente prioritario», afirman los expertos. Y para ello, concluye Provencio, hace falta que el cáncer de pulmón ‘salga del armario’, lo que conllevaría su mayor visibilidad y una mayor inversión en fondos de investigación.

Toda la actualidad en portada

comentarios