Salud

El Hospital Quirónsalud Infanta Luisa crea la Unidad de Ronquido y Apnea del Sueño

Incorpora un novedoso tratamiento con dispositivos de avance mandibular

Demetrio González Vergara
Demetrio González Vergara - ABC
ABC Sevila - Actualizado: Guardado en: Salud

El ronquido afecta a miles de personas y provoca problemas de salud y malestar a los que están a su alrededor. Según datos de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica, la apnea del sueño afecta en nuestro país, como mínimo, al 25% de la población adulta. Además, es uno de los principales motivos de consulta.

Por ello, el Hospital Quirónsalud Infanta Luisa ha creado la Unidad de Ronquido y Apnea del Sueño, compuesta por el neumólogo Demetrio González Vergara y el odontólogo José Manuel Martínez García, que efectúan un detallado estudio de cada paciente, indicando el tratamiento más adecuado para cada uno.

«Antes de iniciar cualquier procedimiento, nuestro equipo médico valora cada caso de forma minuciosa y personalizada, adaptándose a las características, preferencias y necesidades de cada paciente», señala el doctor González Vergara, quien continúa: «Efectuamos un estudio de sueño para medir con exactitud el punto del que partimos y el resultado nos ayudará a elegir el tratamiento más adecuado en cada caso».

Tres tipos de tratamiento

Hay tres tipos de tratamientos fundamentalmente: la presión positiva continua en la vía aérea (CPAP), cirugía y dispositivos de avance mandibular. La CPAP, el tratamiento estándar, es incómodo para muchos pacientes, lo que se traduce en una falta de adherencia, por tanto, de eficacia. La cirugía se reserva, generalmente, para casos muy seleccionados. Por esto, la unidad se ha especializado en los dispositivos de avance mandibular, que pueden emplearse en pacientes con apnea del sueño leve o moderada y en aquellos individuos, independientemente de la severidad de la apnea, que no toleren o rechacen el uso de CPAP, tal y como recomienda la Guía Española de Práctica Clínica elaborada recientemente por la Sociedad Española de Sueño.

El dispositivo de avance mandibular permite, según el neumólogo, «hacer, sin necesidad de esfuerzo por el paciente, un avance de la mandíbula inferior, milimétrico y controlado. Este progreso impide que la vía aérea superior se colapse durante el sueño; de esta forma se eliminan los ronquidos y se pone fin o se disminuyen los episodios de apnea, lo que se traduce en una mejoría de la sintomatología asociada y en un notable incremento de la calidad de vida, además de controlar el factor de riesgo cardiovascular que supone, en muchos casos, la apnea del sueño no tratada de forma correcta».

Finalmente, destaca que «se han incorporado herramientas que nos permiten seleccionar a los pacientes que van a responder de forma positiva al tratamiento antes de usarlo, por lo que este dispositivo cuenta altas tasas de fiabilidad y eficacia».

Toda la actualidad en portada

comentarios