daños al turismo

Comerciantes critican la autorización de protestas radicales en el Centro

Actualizado:

La Asociación de Comerciantes de la Provincia de Sevilla (Aprocom) ha criticado que el Gobierno central permitiera el pasado sábado dos manifestaciones de radicales en el Centro, coincidiendo además con el traslado de imágenes de dos hermandades. «Ha sido un fallo tremendo de la subdelegada del Gobierno, Felisa Panadero», opinó González, quien asegura que los manifestantes y los antidisturbios hicieron huir a los turistas y sevillanos que paseaban por el centro, reventando así lo que pudo ser un buen día de ventas.

El enfado de Aprocom es monumental y ya anuncia que pedirá en el Consejo de Comercio la creación de una mesa para coordinar las actividades lúdicas y manifestaciones, de modo que no perjudiquen al comercio. «Está claro que no somos los dueños de la calle, pero así no podemos trabajar», subrayó González.

Felisa Panadero le contestó que sólo una de las manifestaciones, la del sindicato Respuesta Estudiantil, estaba autorizada «porque la pidió un chico, sin antecedentes penales, con su DNI, para protestar por los recortes en Educación con banderas españolas. La otra manifestación, de radicales de izquierda, era ilegal porque no fue comunicada al Gobierno». A su juicio, «la manifestación del sindicato no causo problema alguno. El único problema aquí fue que 300 personas de ultraizquierda intentaron impedir que 150 niños se manifestaran en Sevilla y pelearse con ellos».

«¿Por qué no voy a permitir que se manifiesten por el Centro? ¿Dónde están los derechos constitucionales? ¿Es que 300 personas pueden decidir que la Policía y una manifestación legal no pueden pasar? ¿Esa es la libertad de España?», se preguntó Felisa Panadero, quien alegó que lo único que hizo la Policía es defender el derecho constitucional de reunión y manifestación.

En cuanto a la ideología de extrema derecha del sindicato Respuesta Sindical, aseguró desconocer ese extremo, aunque planteó: «Y si ese sindicato fuera de extrema derecha, ¿por qué no puede manifestarse? Por esa regla tampoco podrían permitirse manifestaciones de la extrema izquierda. Una organización puede manifestarse si no está considerada terrorista por el Ministerio del Interior. ¿Es que aquí ya no va a poder manifestarse nadie con una bandera española?».

¿Simbología nazi?

Por su parte, el coordinador provincial de IU, Manuel G. Arregui, manifestó su profundo malestar por la actitud de la Subdelegación del Gobierno que autorizó ayer la marcha de Respuesta Estudiantil. «Es incomprensible cómo una Subdelegación del Gobierno puede tolerar una manifestación con exhibición evidente de simbología nazi y racista. El Gobierno del PP amparó el fascismo y el racismo ayer en Sevilla», según Arregui, quien aseguró que ese sindicato «usa el mismo símbolo que el Partido de la Cruz Flechada, el partido nazi húngaro que colaboró durante la ocupación alemana de ese país con Hitler y que fue culpable del asesinato de 80.000 judíos».

En libertad con cargos el «radical» detenido