Centro de salud de Pino Montano B
Centro de salud de Pino Montano B - abc

Brutal agresión a sanitarios de Urgencias en el centro de salud de Pino Montano B

Actualizado:

En la tarde de este domingo se propinó una brutal paliza al equipo sanitario que atendía las urgencias del centro de salud de Pino Montano B de la ciudad, según ha denunciado el sindicato CSIF. Los hechos ocurrieron a las 19.30 horas, con toda la sala de espera llena de usuarios, cuando un grupo de individuos miembros de un conocido grupo gitano de la zona, irrumpían en el centro de salud exigiendo asistencia médica para un hombre que llegaba inconsciente, (pero que más tarde participó activamente en la agresión).

El personal sanitario procedió a su inmediata atención, toma de constantes y estabilización, pero rogó a los miembros de dicho grupo que abandonaran la consulta y les dejaran hacer su trabajo, que permaneciera dentro de la sala un solo acompañante. Los familiares y amigos del paciente no reaccionaron nada bien ante dicha petición y fue en ese momento cuando comenzaron las amenazas de muerte, los puñetazos, golpes indiscriminados, bofetadas a todo el personal sanitario y destrozos de mobiliario como ordenadores , teclados, sillones… Por esta brutal agresión, sufrieron lesiones a causa de los golpes dos médicos, dos enfermeras y un celador que se encontraban de guardia, necesitando dos de ellos ser trasladados en UVI móvil al Hospital Virgen Macarena.

Los testigos que esperaban en la sala de espera para ser atendidos, describen la situación como algo aterrador: «Parecía una batalla campal», «acorralaron a los sanitarios» e incluso aseguran los testigos que varios miembros de este grupo esperaban en el exterior del centro de salud portando armas blancas.

Se da la circunstancia que dos de los profesionales agredidos (una médico y una enfermera, sufrieron otra agresión hace menos de un mes (insultos, zarandeos, amenazas…) lo que les ha provocado una crisis de ansiedad de tal dimensión, que se están planteando si merece la pena continuar arriesgando su vida, en el contexto actual de recortes, condiciones laborales precarias y recursos materiales, sufren los sanitarios, en el día a día.

Desde CSIF aclaran que es la tercera agresión grave en lo que va de año en este centro. El pasado mayo un compañero médico necesitó ser intervenido de urgencia por cirugía máxilofacial tras la rotura del tabique nasal a consecuencia de la paliza que le propinaron.

Si bien es cierto que Distrito Sevilla ha activado el protocolo de seguridad que existe para estos casos dentro del sistema sanitario, este sindicato considera que las medidas adoptadas son insuficientes, y se incumple reiteradamente en todos los servicios de urgencias la ley de prevención de riesgos laborales que establece las condiciones para prevenir y minimizar los posibles riesgos y daños derivados del trabajo. (art 4.1).