«Amazing! Invasión de palabras inglesas»
La moda de los anglicismos en las notas oficiales

«Amazing! Invasión de palabras inglesas»

Actualizado:

«Timeline», «followers», «trending-topic», «unfollow», «spam», «troll», «hashtag», «making off», «video clip», «swap», «link», «internet», «target», «download» ... son palabras usuales ya en Twitter, en los cuadernos de bitácora, en la red o en el lenguaje oral que evidencian la invasión de anglicismos. Pero no se han quedado ahí.

Han pasado al papel y no al privado, precisamente, sino al oficial. Los vocablos o giros ingleses forman parte ya de las notas de prensa que los organismos públicos y empresas privadas envían a los medios de comunicación sevillanos a pesar de la traducción en español que tienen pues, si nuestra lengua se caracteriza por algo, es por su riqueza, variedad y fuerza expresiva.

Ejemplos del uso y abuso del inglés no faltan. Así en la convocatoria de un acto de moda flamenca se podía leer que una de las novedades la constituiría una zona «Kissing Area» para recibir a los periodistas y a los diseñadores.

Anglicismos

El Colegio de Aparejadores de Sevilla anunciaba el II encuentro Rehabilitaverde «Building Again» y el Ayuntamiento de Sevila que el alcalde clausuraba las jornadas «Seatoland» o que iba a presentar una guía audiovisual de Sevilla «Shoot in Seville».

No menos inglesa fue la «Cosmopolitan Shopping Week» que presentó el Ayuntamiento o el «Free-Lipdub» del colegio Altair que alcanzó en Youtube las 26.500 visitas en 4 días.

Con motivo de su primer aniversario, el centro Airesur ofrecía un servicio gratuito de «Personal Shopper» mientras que una serie de empresas sevillanas dedicadas al diseño anunciaban el primer «Pop-Up Store Roof Sevilla».

También tenemos en Sevilla «The Style Outlets» que en un mes ha recogido 3.267 prendas para la ONGD Madre Coraje y las «Night Shopping».

Las parejas que tenían previsto pasar por el altar acudieron a la IV Edición de la «Silken Wedding» mientras premiaban a las urgencias del Hospital de Valme de Sevilla por un trabajo sobre «ecografía fast».

Palabras híbridas

No es un anglicismo pero también ha llamado la atención que el Ayuntameino de Sevilla haya firmado un convenio de colaboración con la Diputación para el intercambio de información para la «e-Administración» o que haya un encuentro empresarial denominado «Networking».

A la Universidad y, en concreto, a la Pablo de Olavide, también le gusta las palabras inglesas. La directora de «Coaching» para la formación y «coach» profesional que participaba en el curso «Coaching en el ámbito educativo» ha subrayado que las técnicas de «coaching resultan muy positivas para dejar de poner etiquetas o crear listas negras de alumnos que quedan marcados hasta que abandonan el centro».

También los servicios sociales echan mano del inglés y así, a la comida que le sirven a domicilio a personas desfavorecidas se le denomina «catering social». Es, al menos, lo que ha puesto en marcha el Ayuntamiento de Sevilla en el Polígono Sur.

A toda esta práctica la Real Academia Española (RAE) reacciona diciendo que evitemos en la medida de lo posible usar esos anglicismos cuando tienen una equivalencia en español.

Sustitución de palabras

Así, el secretario de la institución y catedrático de Teoría de la Literatura y Literatura Comparada, Darío Villanueva, ha dicho a ABC que los periodistas tenemos «una influencia enorme dando la noticia y sustituyendo esas palabras inglesas por otras españolas» pues la RAE no inventa sino que certifica lo que se habla aunque es consciente de que habrá palabras que acabarán incoporándose al español, como por ejemplo, «wagon o rail» que llegaron de Inglaterra en el siglo XIX tras el desarrollo del ferrocarril entre otras muchas de uso cotidiano: «stop» o «football» que ha derivado en «fútbol», por citar las más familiares.

La RAE, que ya ha admitido «tablet» llamándola «tableta», sigue ojo avizor a las transformaciones de la lengua pues no hay que olvidar que uno de los motivos de su fundación fue luchar contras las injerencias del francés.