educación diferenciada

Los colegios de las Hermanas de la Cruz, Altair y Ribamar recuperan los conciertos

El TSJA, tal como hizo inicialmente con Albaydar, les concede las medidas cautelares mientras se resuelve el recurso principal que interpusieron contra la decisión de la Junta de Andalucía

Ni√Īas en la entrada del colegio √Āngela Guerrero
Ni√Īas en la entrada del colegio √Āngela Guerrero - abc
P. garcía - abcdesevilla - Sevilla - Actualizado: Guardado en: Sevilla

El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) ha dictado autos concediendo las medidas cautelares a los centros sevillanos de educación diferenciada de las Hermanas de la Cruz (Ángela Guerrero, en Sevilla capital, y Nuestra Señora de Lourdes, en Carmona), Ribamar y Altair, en la misma línea que ya lo hiciera inicialmente con el centro Albaydar.

Las medidas conllevan la recuperación del concierto educativo mientras se resuelve el recurso principal que los centros interpusieron contra la Junta de Andalucía por denegarles dichos conciertos, pese a que la ley orgánica actualmente en vigor, la Lomce, reconoce la financiación con fondos públicos de estos colegios.

Carmen Mora de la Rosa, asesora jurídica de CECE Andalucía y de la que depende la dirección letrada de estos recursos, ha expresado su satisfacción por el contenido de los autos, indicando que las medidas otorgadas van a propiciar que «dos mil familias vayan a optar por el centro que han elegido libremente, por estar conforme con su proyecto educativo». Del mismo modo, permitirá que «no se vaya a producir la inminente pérdida de empleo prevista de tan buenos profesionales y de tanta trayectoria».

Según la letrada, las medidas «son ejecutables de inmediato, con independencia de los recursos que pueda interponer la Administración». Se prevé que en próximas fechas, el TSJA pueda ir resolviendo en similares términos para los otros siete colegios de educación diferenciada de la región, que también recurrieron la denegación de los conciertos por parte de la Junta y que solicitaron medidas cautelares.

La Junta insiste en recurrir

La Consejería de Educación, Cultura y Deporte de la Junta de Andalucía ha confirmado la interposición en los últimos días de un recurso de reposición contra el auto del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) que atiende al requerimiento de suspensión cautelar planteado por el centro de educación diferenciada por sexo 'Albaydar' de Sevilla en lo tocante a la negativa de la administración a concederles el concierto, al igual que lo hizo posteriormente el resto de colegios.

Así lo han confirmado a Europa Press fuentes del departamento que encabeza Luciano Alonso, que, asimismo, han manifestado que la administración autonómica haría lo propio, una vez se proceda al estudio de las nuevas resoluciones, con los autos referidos a los casos de los otros cuatro colegios sevillanos en esta situación -'Ribamar', 'Altair', 'Ángela Guerrero' y 'Nuestra Señora de Lourdes' de Carmona-, de los doce de estas características existentes en Andalucía, que según ha trascendido este martes se pronuncian en la misma línea que el inicial.

Los centros, según ya indicó a Europa Press la secretaria general de Educación, Elia Maldonado, se basan en un modelo diferenciado «que no compartimos», toda vez que la Junta apuesta por una educación «inclusiva» bajo el prisma de la coeducación y la integración, posición reforzada por el propio Estatuto de Autonomía y la Ley de Educación de Andalucía.

Toda la actualidad en portada

comentarios