Un autobús metropolitano llega a la zona de Chapina
Un autobús metropolitano llega a la zona de Chapina - rocío ruz
TRANSPORTES

El incierto futuro de los autobuses metropolitanos de Sevilla

La deuda del Consorcio, una amenaza latente para el servicio

Actualizado:

El servicio de autobús metropolitana pende de un hilo, el de la deuda del Consorcio de Transportes de Sevilla, que supera los cinco millones de euros.

Este ente se creó en el año 2000 con el objetivo de fomentar el uso del transporte público, con un ambicioso plan que incluía la ejecución de plataformas reservadas que facilitara que los autobuses no estuviesen sujetos a los problemas de tráfico y la creación de un título de viaje común que agilizara los transbordos y las conexiones entre los distintos municipios. Los grandes beneficiados serían los usuarios que entonces pagaban el coste real del billete y a partir de su creación sólo abonan una parte del mismo, el resto (en torno al 30%) lo asume el consorcio según convenios suscritos con las empresas concesionarias.

Pero ni aquellas infraestructuras se llevaron a cabo ni las aportaciones que las distintas administraciones hacían para sufragar esos servicios eran suficientes para afrontar su coste. A finales de 2013, a pesar de haber reducido servicios en 21 de las 56 líneas del consorcio y haber subido las tarifas tres veces en un año hasta alcanzar un incremento del 8%, la deuda del Consorcio rondaba los nueve millones de euros.

Las aportaciones extraordinarias realizadas por la Junta para intentar paliar la solución han logrado reducir esa deuda a cinco millones pero el problema base sigue sin resolverse. La Junta achaca gran parte de la deuda del consorcio a los ayuntamientos, aunque no la define, mientras éstos rechazan esa responsabilidad.

Juan de la Rosa, vicesecretario de organización del PP y delegado de Urbanismo del Ayuntamiento de Mairena del Aljarafe, asegura que al menos los ayuntamientos que gobierna su partido, y está convencido de que pasa lo mismo con los otros, no mantienen deudas con el consorcio o las cantidades que deben son mínimas. Por su parte, la Consejería de Fomento, que comanda Elena Cortés, señala que se ha puesto en marcha un plan económico-financiero para reducir gastos y ajustar los ingresos que supone de hecho un aumento de las aportaciones de la Junta, que en 2014 pasará a asumir el 52% del presupuesto frente al 45 que hasta ahora le corresponde.

Batalla política aparte, los afectados por esta situación son, de momento, las siete empresas concesionarias, y en el futuro puede que los usuarios. Desde la Federación Andaluza Empresarial de Transportes, Fandabús, tiene claro que lo único que puede aliviar la situación es un compromiso presupuestario real por parte de la Junta y de los ayuntamientos implicados. El director de esta entidad, Juan Carlos García, señala que ahora la deuda del Consorci la soportan las empresas que tienen que hacer frente a los gastos que genera prestar ese servicio. Por ello, considera que la solución pasa por retirar servicios que no asumibles, «porque si no se puede pagar no puede darse», y/o por un compromiso presupuestario firme.