sucesos

El guitarrista Rafael Riqueni entra en prisión para cumplir una pena de 14 meses

El artista trianero cometió una agresión en plena crisis de su enfermedad, un trastorno bipolar, de la que ya está recuperado

Rafael Riqueni
Rafael Riqueni - juan josé úbeda
alberto garcía reyes - @abcdesevilla - Sevilla - Actualizado: Guardado en: Sevilla

El guitarrista Rafael Riqueni, uno de los grandes maestros del toque flamenco de las últimas décadas, ingresó en prisión el pasado viernes por la noche por un delito de agresión cometido en 2010, una época en la que el artista se encontraba en plena crisis de su enfermedad, un trastorno bipolar, según ha acreditado en el centro penitenciario en el que ha sido ingresado, Sevilla I, su médico. El guitarrista de Triana, que ha sido condenado a 14 meses de cárcel, una pena que tendrá que cumplir porque tenía antecedentes, está siendo tratado con éxito desde hace algo más de dos años, aunque ha pasado por múltiples situaciones difíciles a lo largo de su carrera profesional. Actualmente, sin embargo, se encontraba en su esplendor artístico y había cosechado premios tan relevantes como el Giraldillo de honor de la Bienal, un galardón que reconoce su trayectoria como uno de los guitarristas más importantes de la historia del flamenco.

Riqueni tenía esta cuenta pendiente con la Justicia y esta pasada semana el proceso judicial ha concluido con la orden de su ingreso en la cárcel, que se dictó el pasado jueves, por parte del juzgado de Madrid que ha llevado la causa. Fuentes próximas al guitarrista han confirmado a este periódico que se encuentra «con fuerza» para cumplir la condena y que en la prisión seguirá manteniendo su tratamiento y podrá tocar la guitarra. ABC habló con el artista el pasado jueves y éste aseguró que se encontraba «bien» y con ánimo para mantener su estado sobre los escenarios en cuanto cumpla la pena. Riqueni tenía varios compromisos anunciados esta misma semana y en octubre iba a publicar su nuevo disco, «Parque de María Luisa», que iba a empezar a grabar el próximo 15 de agosto.

Además, como consecuencia de su Giraldillo iba a inaugurar el ciclo «Septiembre es flamenco» en el teatro Lope de Vega tocando una farruca a Farruquito. Ahora todo su calendario queda suspendido por esta circunstancia. Riqueni ha pasado años en situación calamitosa como consecuencia de sus problemas, que le llevaron a estar ingresado en la residencia de Tarsis durante meses hasta recuperar la normalidad. Tras ser tratado por el doctor Indalecio Leonsegui, el guitarrista había recuperado su vida normal en casa de su familia en Palomares, y desde hace dos años se encuentra completamente rehabilitado. De hecho, hace apenas dos semanas cosechó un éxito histórico en el festival Suma Flamenca de Madrid. Sin embargo, sus acciones del pasado le han pasado factura en el esplendor de su trayectoria. El guitarrista jerezano Manuel Valencia lo ha sustituido este sábado en la Reunión del Cante Jondo de la Puebla de Cazalla, donde los aficionados siguen aún sin asimilar la noticia.

Toda la actualidad en portada

comentarios