Sevilla

Arranca en Bellavista la segunda fase de la descontaminación de amianto de Cortijo del Cuarto

Estos trabajos se prolongarán hasta el sábado 29 de agosto, según han informado fuentes de la Diputación

Terrenos de Cortijo de Cuarto
Terrenos de Cortijo de Cuarto - r.r.

Un equipo de operarios de Befesa Gestión de Residuos Industriales, por encargo de la sociedad provincial Sevilla Activa, perteneciente a la Diputación, ha emprendido este martes en la calle Jardines de la Granja, en el barrio hispalense de Bellavista, la segunda fase de la operación promovida para desterrar cualquier posibilidad de contaminación por amianto en esta parcela propiedad de la institución provincial y en la que antaño se alzaba una planta de la antigua Uralita. Estos trabajos se prolongarán hasta el sábado 29 de agosto, según han informado fuentes de la Diputación.

Hablamos de los trabajos encargados por la Diputación a Befesa, para la retirada de las tierras de la zona de Cortijo del Cuarto, propiedad de la institución provincial, correspondientes a la parcela de la antigua planta de Uralita, dado que se trata de terrenos susceptibles de contaminación por amianto.

Las labores de retirada comenzaron a finales de abril con la instalación de un vallado de protección del perímetro, contando con la correspondiente licencia de obras por parte del Ayuntamiento y la aprobación del plan de trabajo del Proyecto de Recuperación Voluntaria de Suelo.

Pero cuando los operarios de la contrata habían iniciado sus labores, la Policía Local visitó el tajo como consecuencia de la denuncia de un grupo de vecinos, quienes exponían que los operarios contaban con medidas de protección que no habían sido facilitadas a los habitantes del entorno y que era necesario extremar las medidas de precaución.

A pesar de que la empresa concesionaria de la obra mostró los mencionados permisos a la Policía Local, los agentes habrían ordenado paralizar las obras, según la Diputación provincial, que aludía a una orden «verbal» de los agentes, merced a la mera «visión» o perspectiva de los vecinos denunciantes.

Retirada de los terrenos

El pasado 9 de julio, las labores se reanudaban por fin con las «máximas» medidas de seguridad para los operarios de la empresa especializada Befesa Gestión de Residuos Industriales S.L. y para los vecinos de la zona, según informaba la Diputación, según la cual tanto la Asociación de Vecinos de Bellavista, como la Asociación Avida de víctimas del amianto, como los vecinos, habían prestado su apoyo al proyecto de recuperación voluntaria del suelo y a la retirada de la tierra contaminada, en lugar de su soterramiento.

La tierra susceptible de estar contaminada, así, sería retirada para su traslado a un centro de tratamiento de residuos, posterior análisis y comprobación, por un laboratorio especializado, del no riesgo para la salud de los suelos ya descontaminados y, con los resultados favorables de este análisis en la mano, rellenar con «tierra de préstamo» (sin contaminación de ningún tipo) la parcela, para que vuelva a su estado originario.

Culminada la operación hace pocas semanas, la Diputación anunciaba una nueva intervención de la misma naturaleza, también de la mano de Befesa, porque «los resultados de la analítica del terreno confirman que la parcela aún presenta trazas de amianto en el terreno intervenido». «En el 95 por ciento de este tipo de actuaciones, hay que finiquitar la actuación», manifestaba Trinidad Argota, portavoz de la institución, defendiendo que se trata de una nueva intervención «por garantías de seguridad».

Toda la actualidad en portada

comentarios