Prototipo de monoplaza desarrollado en la Universidad de Sevilla
Prototipo de monoplaza desarrollado en la Universidad de Sevilla - JESÚS SPÍNOLA
Noche europea de los investigadores

Sevilla, abierta a la investigación

Ayer se mostró en Plaza Nueva el prototipo de un coche de carreras o una estructura en DM y montada en cuatro horas

Actualizado:

La Plaza Nueva fue ayer escenario de la Noche Europea de los Investigadores, un evento promovido por la Comisión Europea y coordinado en Andalucía por la Fundación Descubre con la colaboración de la Consejería de Economía y Conocimiento, que pretende acercar la investigación científica a la ciudadanía. En Sevilla, participan el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC)), las Universidades de Sevilla y Pablo Olavide así como el Ayuntamiento hispalense, que en las ocho carpas instaladas en la Plaza Nueva usaron talleres, microencuentros y la propia plaza para difundir algunos de las investigaciones en marcha y su influencia en nuestra vida.

En los microencuentros se habló por ejemplo de cómo el estudio de un gusano en un laboratorio puede hacer entender una enfermedad como la diabetes y ayudar a descubrir nuevos tratamientos, de la importancia de los colores en los alimentos o cómo convivir con las aves. También hubo talleres participativos, como uno de brochetas de frutas dirigido a los más pequeños y organizado en la carpa del área de Salud del Ayuntamiento, donde los adultos podían pesarse, medirse y descubrir consejos de alimentación.

Junto a ellos, llamó la atención el monoplaza de competición construido, desde sus componentes eléctricos a los de combustión, por un equipo multidisciplinar de la Universidad de Sevilla, desde estudiantes de ingeniería aerospacial e industrial a alumnos de marketing y telecomunicaciones. El proyecto de este año, el ART-15, explicó uno de los alumnos, Agustín González, forma parte de una competición mundial anual, «Formula Student». El jurado evaluará su diseño y dinámica de este monoplaza de combustión que este año ha reducido 70 kilos su peso y quiere ser más competitivo; los alumnos ganarán prestigio y, quien sabe, llegar a ser algún día trabajadores de marcas tan reconocidas como Ferrari o Porsche.

Junto al monoplaza, una curiosa estructura llamó la atención en Plaza Nueva, el SSFS Pavilion. Diseñado por los profesores de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería de la Edificación Andrés Martín-Pastor, Juan Expósito y Roberto Narváez con el apoyo de unos 30 alumnos y fabricado en Fablab Sevilla en material DM de 5 milímetros con una fresadora computerizada por control numérico y corte digital, se montó, tras algunas pruebas, ayer mismo, en apenas cuatro horas, según contó uno de los alumnos responsables, Daniel del Valle. El SSFS Pavilion surge, explicó Martín-Pastor, del desarrollo de los fundamentos de la geometría, de las diversas formas que existen, desde un cono a un helicoide, con las nuevas tecnologías. Estos estudios han sido ya reconocidos en universidades de Brasil o Colombia y están en proceso de patentarse.