Falsos negocios con inmuebles y vehículos para blanquear casi tres millones del tráfico de drogas

Actualizado:

Agentes de la Unidad de Delincuencia y Crimen Organizado de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Sevilla han intervenido casi tres millones de euros que un clan familiar dedicado al tráfico de sustancias estupefacientes había blanqueado empleando para ello sociedades y compra-venta de inmuebles y vehículos, todo ello en una operación en la que han detenido a cuatro personas e imputado a otra como principales responsables.

Según ha informado la Policía Nacional en un comunicado de prensa, esta operación contra el blanqueo de capitales se ha realizado a raíz de otra contra el tráfico de drogas que tuvo lugar el pasado mes de agosto en Sevilla y que se saldó con un total de siete detenidos -cinco de los cuales ingresaron en prisión-, todos ellos miembros de una organización criminal dedicada al tráfico de sustancias estupefacientes, y que permitió la intervención de 2,5 kilogramos de cocaína, otros 7 kilogramos de hachís, 11 vehículos y 38 relojes de lujo.

Los investigadores descubrieron que los detenidos constituían la cúpula de esta organización criminal, cuyos miembros formaban parte de una misma familia y que contaba con un entramado empresarial con el único fin de blanquear los beneficios obtenidos de manera ilegal por la venta de estupefacientes.

De esta forma, los agentes descubrieron que la organización contaba con varias empresas con sede en Sevilla y Alcalá de Guadaíra, a través de las cuales los integrantes de este clan realizaban transacciones comerciales falseadas que les permitían disponer legalmente de esos ingresos ilegales.

Regentaban un establecimiento de telefonía

Además, este clan familiar regentaba un establecimiento comercial de telefonía que les permitía el despliegue logístico necesario para establecer comunicaciones seguras entre sus miembros y eludir así el seguimiento por parte de la Policía.

Fruto de la investigación, la Policía consiguió intervenir distintas propiedades a nombre de administradores afines a los miembros de la organización por un valor superior a los 800.000 euros, vehículos de alta gama que alcanzaron los 340.000 euros, diversas cuentas bancarias a nombre de sociedades y miembros del clan cuya suma superó los 1,2 millones de euros, así como ampliaciones de capitales mercantiles y dinero en efectivo intervenido durante los tres registros domiciliarios realizados en las naves industriales de la organización.

Durante la fase operativa, los agentes detuvieron a un total de cuatro personas, tres de ellas como responsables del blanqueo de capitales y otra por tráfico de drogas y pertenencia a grupo organizado, e imputaron a otra por un delito contra los derechos de los trabajadores.

Tres registros domiciliarios

Igualmente, se llevaron a cabo tres registros domiciliarios en unas naves que la organización criminal tenía en Alcalá de Guadaíra y aún se siguen investigando cuentas bancarias y bienes, por lo que no se descarta que las cantidades blanqueadas por este clan puedan ser mayores.

Los detenidos, algunos de los cuales ya contaban con antecedentes policiales previos por hechos similares, ya fueron puestos a disposición judicial por parte de la Unidad de Delincuencia y Crimen Organizado de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Sevilla.