El abogado Agustín Martínez, defensor de cuatro de los cinco acusados de «La Manada»
El abogado Agustín Martínez, defensor de cuatro de los cinco acusados de «La Manada» - MJ LÓPEZ OLMEDO
«La Manada»

Agustín Martínez: «Me temo que el caso de La Manada va a acabar el Tribunal Supremo»

El abogado de cuatro de los cinco acusados por la presunta violación grupal de los sanfermines de 2016 espera que la presión social «no pueda tener peso para poder modificar una sentencia que no sea la absolución»

SEVILLAActualizado:

«Alea iacta est» (la suerte está echada). El presidente de la Sección Segunda de la Audiencia de Navarra leerá hoy, 26 de abril, a las 13 horas, el fallo de la sentencia de la supuesta violación grupal de los Sanfermines de 2016. El acto tendrá lugar en el Palacio de Justicia de Pamplona donde se prevé que numerosas personas acudan para conocer el veredicto del juicio contra los cinco acusados de «La Manada» que quedó visto para sentencia el pasado 28 de noviembre.

Los miembros de «La Manada» se enfrentan a penas de cárcel que superan los veinte años por delitos de agresión sexual, contra la intimidad y robo con intimidación. En concreto, el Ministerio fiscal pidió para ellos 22 años y 10 meses de prisión; la acusación particular reclamó 24 años y nueve meses, y las acusaciones populares elevaron esta petición a los 25 años y nueve meses de prisión. Las defensas, por su parte, pidieron la absolución de los cinco acusados.

Hoy, Agustín Martínez, abogado de cuatro de los cinco acusados por la supuesta violación, esperará con ganas la lectura del presidente de la Sección Segunda de la Audiencia de Navarra. Este abogado con el que ha contactado ABC de Sevilla se ha mostrado confiado de que finalmente sus defendidos saldrán absueltos de los delitos que se les imputan y si no es así irán hasta donde sea para demostrar su inocencia. «Sinceramente tengo el más absoluto convencimiento de una sentencia absolutoria», pero «si la sentencia no es favorable para nosotros vamos a recurrir», ha explicado Martínez.

[Los cinco acusados de «La Manada» conocerán en prisión la sentencia]

Tras la lectura de la sentencia «terminará el primer capítulo de una trilogía en la que se va a convertir este juicio», ha reconocido Martínez, que está completamente seguro de que «si la sentencia es absolutoria se va a recurrir por parte de la fiscalía, pero no estoy tan seguro por parte de la acusación particular». En cuanto a sus defendidos, si finalmente son condenados, este abogado ha manifestado que «acabaremos en el Tribunal Superior de Justicia de Navarra y, con posterioridad, me temo que ahí finalizará el segundo capítulo... Esto es un asunto que va a tener que dictaminar el Tribunal Supremo sin el menor género de dudas».

Los cinco acusados se encuentran en prisión desde que fueran detenidos como presuntos autores de los hechos, que tuvieron lugar el 7 de julio de 2016

La presión mediática de este suceso sigue latente, todo el mundo estará atento hoy de la sentencia de la Audiencia de Navarra. «Mis clientes están bastante nerviosos. Imagínese si alguien lo está a la hora de hacer un examen de selectividad o cuando va a un examen de conducir... más cuando tres personas van a determinar el resto de tu vida con la posibilidad de que la sentencia sea de 25 años». Además, ha confesado, «si no fuera por la presión social que desde el principio ha habido en Pamplona, además de la que diferentes «lobbies» han ejercido, este asunto no tendría tanto recorrido».

Los acusados tienen entre 26 y 29 años
Los acusados tienen entre 26 y 29 años - ABC

Al respecto de la presión social, Martínez ha señalado que la vista oral del juicio fue «demoledora» y que «hay un criterio contrastado jurisprudencialmente a la hora de valorar la declaración de la víctima que en este caso ha quedado puesto de relieve que no cumplía ninguno de los requisitos jurisprudencialmente permitidos. A partir de aquí, solamente la presión social puede tener peso para poder modificar una sentencia que no sea la absolución». Sobre el caso de «La Manada», ha recordado que desde el principio «la presión está siendo fuera de lo normal y la justicia popular ya ha dictado la sentencia... esperemos que el juzgado técnico esté acorde de lo que se pide de él».

[Algunas claves sin las cuales no entenderás lo que pase el jueves con «La Manada»]

Sobre la presunción de inocencia de los acusados, este abogado ha recordado que «en este país se debe respetar la presunción de inocencia y nos estamos empezando a acostumbrar a que a través de los medios de comunicación y las redes sociales se hagan juicios paralelos que parten de establecer una sentencia para después llegar a que la justicia acomode esa sentencia al resultado de ese criterio».

Una instrucción «totalmente pública»

No ha dejado escapar la oportunidad Martínez para recordar a los medios de comunicación la importancia de sus publicaciones, de la labor que hace de cara a sus lectores, pues son los que crean la opinión pública. «Ha habido determinados medios que han tratado este tema de una forma más escrupulosa y otros que quizás, por diferentes motivos, simplemente han manifestado cuál tendría que ser el resultado de la sentencia. Más allá de conocer el sumario; más allá de conocer la vista oral».

Agustín Martínez ha recordado que la fase de instrucción «no fue confidencial» sino todo lo contrario, «totalmente pública, filtrándose todo tipo de informaciones, excepto un vídeo esclarecedor». Por el contrario, ha recordado, «la vista oral, que por esencia debe ser pública, ha sido cerrada». Para el abogado de cuatro de los cinco acusados de la presunta violación grupal en los Sanfermines, «realmente lo importante para condenar a los cinco jóvenes no se ha podido ver públicamente». Habla de la declaración de la víctima, de sus supuestos agresores, los testigos, los peritos..., nada de eso se ha podido ver y es la clave, por lo que se les va a condenar o absolver». En este caso, el juicio se desarrolló a puerta cerrada para proteger «el derecho fundamental a la intimidad» de la denunciante y de los acusados.