Alejandro Sanz, ante los periodistas, a su llegada al hotel Alfonso XIII de Sevilla
Alejandro Sanz, ante los periodistas, a su llegada al hotel Alfonso XIII de Sevilla - EFE

Alejandro Sanz enamora en Sevilla

Una periodista declara su admiración al cantante en la previa a la gala de los Premios Ondas 2017 celebrados en la capital hispalense

SevillaActualizado:

Alejandro Sanz enamora. Por su música, letras e interpretación. Puede que aún más por el carisma y la humildad que desprende un cantante que ha vendido más de 25 millones de discos y no tiene hueco en las vitrinas para exhibir más premios. Este martes, en Sevilla, el autor del «Corazón partío» recogía otro: el Ondas como mejor artista del año. La Cadena Ser celebraba por primera vez la gala de entrega de sus premios fuera de Barcelona (en su 64ª convocatoria).

La excepcionalidad prometía una jornada memorable. Para la organización, los profesionales reconocidos, la ciudad que asumía la celebración y para aquellos encargados de cubrir la información. Los periodistas andaluces también vivieron ayer un día para el recuerdo. Especialmente los fans de los artistas invitados a Sevilla. Y Alejandro Sanz fue el más aclamado. Estaba cómodo, jugaba en casa, se encontraba acompañado por su familia. Y respondió con cercanía a cada gesto de cariño que le brindaron sus entrevistadores. Incluso con abrazos.

De hecho, protagonizó una de las anécdotas de la recepción previa a la gala celebrada en la noche de este martes en el Auditorio FIBES. Rodeado de decenas de cámaras y micrófonos, y entre las preguntas de rigor por el Ondas, su trayectoria o el aniversario de su disco «Más», una periodista local declaró a Alejandro Sanz su admiración. Emocionada, nerviosa, y a escasos centímetros del cantante, la joven periodista reconoció haber cumplido un sueño de 20 años: tenerle delante. Entonces, el artista la acercó aún más y la abrazó agradecido ante los «oh» de sus compañeros.

Alejandro Sanz fue el protagonista absoluto del día y no desaprovechó la ocasión para hacer patria. El intérprete, de familia gaditana, celebró ya por la noche su galardón con un «viva Andalucía». Sobre el escenario, el cantante y su amiga Niña Pastori brindaron una de las actuaciones de la velada interpretando a piano el famoso «Cuando nadie me ve» de Sanz. A las mismas tablas se subieron La Chispa y José Mercé para recoger el reconocimiento a Camarón de La Isla en el 25º aniversario de su fallecimiento.

«Sevilla es estar en casa y siempre es una buena excusa para venir». «Me hubiera gustado que se celebraran porque Sevilla y Andalucía se lo merecen, pero nos acordamos de Barcelona, de la gente de allá y de Radio Barcelona a los que le mandamos un abrazo y todo el cariño del mundo», dijo a su llegada el cantante sobre los motivos de la celebración de los Ondas fuera de la ciudad condal.