EXPANSIÓN HOTELERA

Los arquitectos de Sevilla claman contra los eternos retrasos de las licencias urbanísticas

El Colegio oficial de Sevilla pide una simplificación de la burocracia para aprovechar el impulso inversor

Dos grúas instaladas para la construcción de un edificio
Dos grúas instaladas para la construcción de un edificio - JOSÉ LUIS ORTEGA
ELENA MARTOS Sevilla - Actualizado: Guardado en: Sevilla

La rehabilitación ha sido un magnífico camino para la recuperación de la construcción. La actividad se aleja mucho del ritmo frenético de los años de la burbuja, pero vuelve a poner a punto a un sector clave para la economía sevillana. El turismo ha tenido un papel fundamental en todo eso con el boom de los apartamentos y las viviendas turísticas y la proliferación de hoteles. «La inversión se mueve, es indudable», señala José Carlos Babiano, vocal de Relaciones Institucionales del Colegio de Arquitectos de Sevilla, pero lamenta que «a eso no lo acompañe una simplificación de la burocracia».

Este profesional, que tiene más de treinta años de experiencia, critica que se tarde más de un año en conseguir una licencia. «El recorrido del permiso es excesivo», considera. Y no es para menos. Si es echan cuentas, desde que un expediente entra en la Gerencia de Urbanismo tiene que pasar por un informe técnico, otro de la comisión de patrimonio, el de las medidas contra incendios, también el de medioambiente y el de las empresas suministradoras. «De mesa en mesa y mientras gastando dinero. Todo eso ahuyenta a la inversión», advierte este arquitecto.

Babiano destaca que ese es el procedimiento habitual cuando se trata de proyectos pequeños. La cosa se complica si lo que está entre manos es un gran desarrollo. «Llevo tramitando diez años un plan parcial promovido por varias empresas», dice. El proyecto al que se refiere es la ocupación de Higuerón Norte tras el que es está Iberdrola Inmobiliaria.

También reconoce que «ha habido promotores que han abandonado iniciativas mientras esperan una licencia». Por eso mismo, invita a la administraciones a pensar soluciones para acortar los plazos. Explica que «no tienen que ser medidas complejas ni que conlleven riesgos para el control». Como ejemplo menciona la petición del sector de la construcción para que se concedan licencias de primera ocupación con la presentación de declaraciones juradas. «Ese es el camino, indica a la espera de que algún gestor asuma el reto.

Toda la actualidad en portada

comentarios