Las infraestructuras más urgentes de Sevilla
Las infraestructuras más urgentes de Sevilla - J. FLORES /J. J. ÚBEDA
URBANISMO Y TRANSPORTE

Las asignaturas pendientes de Sevilla para ser la ciudad soñada

Los ingenieros de caminos le toman el pulso a la ciudad y plantean soluciones a los problemas de movilidad, efectividad de las infraestructuras y falta de oportunidades de crecimiento

SEVILLAActualizado:1234567
  1. Un foro de análisis permanente

    Los ponentes que han participado en la jornada
    Los ponentes que han participado en la jornada - ROCÍO RUZ

    Sevilla es la ciudad incompleta. La falta de una visión global, en unos casos, y de recursos económicos, en otros, ha lastrado los grandes proyectos comprometidos para convertirla en la gran ciudad que dibujan los planes territoriales. De esa necesidad de abordar las grandes asignaturas pendientes nace el Foro Ingeniería y Ciudad que ha puesto en marcha un grupo de profesionales de dilatada experiencia, con el fin de aportar soluciones técnicas, proponer actuaciones y ofrecer sus conocimientos a las administraciones públicas.

    El Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales de Puertos ha ofrecido sus instalaciones para acoger el nuevo espacio de diálogo que ha celebrado este martes su primera sesión en la que se han abordado las carencias en la movilidad. En las ponencias han participado el exdirector der Planificación Hidrológica de la Confederación del Guadalquivir, Agustín Argüelles; el gerente de la empresa Infraestructuras y Territorio, Indalecio de la Lastra; el exsecretario general de Planificación de la Junta, Damián Álvarez; el exsubdirector de Operaciones Sur de Adif, Eduardo Gantes; la jefa provincial de Tráfico de Sevilla, Ana Luz Jiménez; el exdirector técnico de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, Juan Saura y el presidente de la Real Academia Sevillana de Ciencias, José Luis de Justo.

  2. La protección del patrimonio

    Un ciudadano por el carril bici
    Un ciudadano por el carril bici - JUAN FLORES

    El patrimonio es el único testigo real de la historia, a través de él ha hecho un recorrido el ingeniero Agustín Argüelles poniendo el punto de partida en el año del declive. Aquel 1717, cuando Sevilla pierde la Casa de la Contratación, da pie a su relato que identifica problemas que siguen sin solución desde entonces. «La ciudad deja de tener el monopolio del comercio con las Indias precisamente por el calado del río que impide la entrada de barcos más grandes», ha puntualizado.

    Lo que viene después es lo que vemos hoy, un caserío pobre en el siglo XIX y un crecimiento urbanístico con gravísimas carencias que impidió diseñar barrios bien estructurados. «Urbanísticamente la inversión fue escasa y la inmigración procedente de las zonas rurales que no pudo asumir los alquileres cayó en el chabolismo», ha relatado. A principios del siglo XX la burguesía se concentró en el sur y el proletariado en la zona norte de la ciudad. Hoy nos encontramos un casco urbano completamente colmatado sin capacidad para una rehabilitación eficaz por la mala calidad de las construcciones en áreas plenamente consolidadas.

    Argüelles ha abordado también la integración de los nuevos equipamientos en el entorno, poniendo como ejemplo el carril bici en barrios céntricos. «No siempre se ha optado por la mejor solución y encontramos vías ciclistas que invaden aceras y dejan poco espacio al peatón», ha asegurado. Otro de los aspectos que ha reseñado es el encaje que tienen las construcciones singulares en entornos históricos, en clara alusión a las Setas de la Encarnación que sigue generando debate.

    Este crecimiento a empujones que describe el ingeniero ha generado graves problemas de movilidad que siguen sin respuesta ni en la red de transporte público ni en las vías de acceso.

  3. ¿Es necesario terminar la SE-40?

    Obras de la SE-40 a la altura de Bellavista
    Obras de la SE-40 a la altura de Bellavista - ROCÍO RUZ

    Una de las cuestiones más controvertidas de esta primera edición del foro ha sido el avance de los proyectos clave de la ciudad como la SE-40. El Ministerio de Fomento ha dado con la fórmula financiera para sacar adelante el tramo de los túneles bajo el Guadalquivir, el más costoso, cuyas obras se retomarán el año que viene. Durante el coloquio se ha planteado la urgencia de esta obra y si resulta conveniente afrontarla a costa de hipotecar otras infraestructuras.

    Indalecio de la Lastra, gerente de Infraestructuras y Territorio, ha hecho hincapié en lo que resolverá esta circunvalación en comparación con otras iniciativas que también precisan de un importante aporte presupuestario. Este experto ha valorado la posibilidad de retomar las líneas de Metro que están por construir o mejorar la red de Cercanías que no conllevan una mayor afluencia de vehículos privados.

    Este ingeniero ha encontrado muchas voces contrarias entre los asistentes que recuerdan la necesidad de una nueva vía, dado el colapso que sufren enclaves calientes como el Puente del Centenario, la autovía de Coria y la A-49. El propio Argüelles le ha recordado que «lo que más contamina y más frustración genera son los atascos» y ha considerado que «cuando hay una necesidad, es necesario dar respuesta».

    Con anterioridad, Indalecio de la Lastra ha devuelto al debate la necesidad de recuperar los caminos históricos, los que heredamos de los romanos o la época almohade. Como ejemplo ha puesto el caso de la Vía Augusta, que sigue siendo una de las principales arterias de la ciudad. Desde la SE-30 hasta la Puerta de Carmona se mantiene el trazado casi intacto, pero totalmente desdibujado. A este respecto, ha propuesto una recuperación de estos caminos, cuyas competencias corresponden a los ayuntamientos, para que vuelvan a ser visibles y puedan funcionar incluso como un recurso turístico. Para ello ha planteado reducir el espacio de la calzada para que lo ganen las aceras. «La sombra era un elemento fundamental en estos caminos históricos y una buena manera de recuperarlos es plantar más árboles y dejar un mayor espacio al peatón», ha destacado.

  4. No renunciemos al dragado

    Imagen del muelle de las Delicias desde el puente
    Imagen del muelle de las Delicias desde el puente - JUAN FLORES

    El modelo de ciudad ha ido perdiendo peso en la toma de decisiones. Sin una visión global es difícil plantar proyectos que tengan un perfecto encaje. Esa es la visión de Damián Álvarez Sala, exsecretario general de Planificación de la Consejería de Fomento que describe las sucesivas transformaciones de Sevilla como un proyecto «inconcluso». «No hay rastro del proyecto de autoridad metropolitana, ni apenas reflejo en los medios de un proyecto de ciudad que ha ido perdiendo fuelle a la vez que imagen, pero que sigue siendo necesario concluir». Según Álvarez Sala, faltan para la conjunción perfecta de la capital andaluza los pasos extremos por el río, el del norte y el del sur por la SE-40; la terminación de las tres líneas restantes del Metro, el desarrollo del sistema de espacios libres de nivel metropolitano y el dragado del canal de navegación al que el Puerto de Sevilla.

    A este respecto, ha lamentado que las administraciones «parecen haberse rendido demasiado pronto ante problemas ambientales probablemente resolubles». Así, ha recordado cómo hace siglos se mejoró la navegabilidad con la recuperación de las márgenes del Guadalquivir, cuestiones que pueden volver a intentar sin necesidad de meter una draga.

  5. Cercanías a medios gas

    Cercanías en el apeadero de La Cartuja
    Cercanías en el apeadero de La Cartuja - ROCÍO RUZ

    Otra de las asignaturas pendientes de Sevilla es enlazar el aeropuerto de San Pablo con un tren de Cercanías o con el propio Metro. Así lo ha defendido, Eduardo Gantes Trelles, ex subdirector de Operaciones Sur de ADIF y experto en transporte ferroviario, quien ha propuesto un acceso con ancho nacional que iría paralelo en su último tramo a la ronda supernorte para apegarse a la A4 hasta el aeródromo. La zona más compleja o más cara, como ha explicado, sería el paso por debajo de la N-IV, que tendría que hacerse subterránea.

    En materia de conexiones ferroviarias, Gantes Trelles también ha apuntado las carencias del servicio de Cercanías en algunas zonas de la provincia, que parece «fueran ciudadanos de segunda». En su desglose ha citado la incongruencia de que la línea C1 no se extienda al límite provincial llegando a Peñaflor; situación que se repite con la línea C5, que muere en Benacazón en lugar de llegar a Carrión de los Céspedes y tiene una frecuencia demasiado baja como para resultar útil a los ciudadanos.

    Otra de las propuestas ha sido que el Cercanías de la Cartuja avance hasta el final del barrio tecnológico y pueda dar servicio a la afluencia de público que atraen los nuevos atractivos como la Torre Sevilla.

  6. Los eternos atascos

    Atascos en el puente del Centenario
    Atascos en el puente del Centenario - JUAN FLORES

    La Jefa Provincial de Tráfico de Sevilla, de la Dirección General de Tráfico, Ana Luz Jiménez Ortega, ha pedido que se siga trabajando para culminar los proyectos iniciados y para desarrollar proyectos nuevos que permitan resolver los atascos de Sevilla y su área metropolitana.

    En su lista de necesidades ha enumerado el enlace de la Pañoleta, y el aumento de la capacidad de los puentes Juan Carlos I, Reina Sofía y Centenario, buscando soluciones eficientes a medio y largo plazo. Ha abogado por la colaboración y cooperación de las instituciones competentes en tráfico y seguridad vial, sin dejar a un lado a los nuevos actores en movilidad sostenible y segura.

  7. El Metro insuficiente

    Varias usuarias en el Metro de Sevilla
    Varias usuarias en el Metro de Sevilla - J. J. ÚBEDA

    En el proyecto del Metro ha incidido José Luis de Justo Alpañés, experto en Ingeniería del Terreno y Geotecnia, Doctor ICCP que fue consultor en las obras del metropolitano. En su intervención ha defendido que Sevilla «se juega su prestigio y su futuro con esta obra fundamental, que debe ejecutarse al completo». «La ciudad se ahoga», en tráfico y contaminación, ha severado con dureza , pese a que los proyectos están terminados hace años. Por ello, ha reclamado a las administraciones el empuje inversor que lo relance sin más pausas ni excusas. El modelo de movilidad actual en Sevilla es «insostenible», en opinión de Justo Alpañés, y «la alternativa es el Metro con sus cuatro líneas, cuya inversión se estima en 3.706 millones». «Nadie pide que se inicien las tres conjuntamente, pero sí que se saquen del abandono y se priorice su construcción con la aportación económica de las administraciones públicas». Alpañés ha lamentado que desde 1992 «Sevilla se ha convertido en una ciudad maldita a la que se niegan las inversiones y hasta la navegabilidad de su río».