María Luisa Alejandre
María Luisa Alejandre - J.M.SERRANO
María Luisa Alejandre, presidenta de la sala de lo Contencioso Adminstrativo del TSJA

«Aunque en la legislación esté, la igualdad real no existe todavía»

María Luisa Alejandre llega a la presidencia de la sala de lo Contencioso del TSJA con el objetivo de recuperar la confianza del ciudadano en la Justicia

SEVILLAActualizado:

Acaba de tomar posesión como nueva presidenta de la sala de lo Contencioso Administrativo del TSJA. Con ella ya son tres las mujeres presidentas de sala en el TSJA.

¿Qué supone que haya tres mujeres en la cima del TSJA?

Es importante. Fíjese: la manifestación del jueves fue histórica. Pero que lleguen mujeres es por razones de mérito y capacidad.

Pero en la cúpula de la Justicia, el TS o la Audiencia, hay pocas...

Entramos más tarde porque fue hace cincuenta años cuando se abrió la carrera judicial a las mujeres. Cualquier mujer que quiera llegar a algún sitio puede si se lo propone.

¿Que le pareció la manifestación de la mujer?

Fantástica. Puso de manifiesto que aunque en la legislación está, la igualdad real no existe todavía. Es más cuestión de mentalidad y que la sociedad se adapte a los nuevos tiempos.

¿Alguna vez sintió el machismo?

Solamente una vez. En 1984, cuando fui juez de instrucción de Andújar. Vinieron a hacer una inspección y no hubo ningún problema. Pero vino un señor a decirme que las mujeres teníamos que estar en casa criando niños, que estaba quitándole el puesto a un hombre. Ese fue el único momento. Llevo treinta años trabajando con hombres y no he tenido ningún problema.

¿Cuáles son sus objetivos como nueva presidenta de la sala del TSJA?

Lo primero es recuperar la confianza de los ciudadanos en la Justicia. Porque tienen cierta desconfianza.

¿Por qué?

Porque la Justicia es lenta y la legislación no ayuda. Hay que darle una respuesta rápida y eficaz. Los procedimientos son muy largos.

El presidente del TSJA lleva años diciendo que la Justicia es del XIX

Ha evolucionado pero se puede mejorar.

¿Qué se puede hacer por mejorar?

Intentar que salgan las sentencias rápido. Más coordinación con otros jueces para evitar contradicciones que dan inseguridad al ciudadano.

En Sevilla los jueces dicen estar saturados de trabajo... ¿Hacen falta más para que la Justicia sea más rápida?

Si. Hace falta una mayor planta judicial. Aquí en esta sala estamos más o menos equilibrados pero la pendencia es mayor. Esta sala tenía en 1998 unos 25.000 recursos pendientes de resolver, actualmente tiene 8.000.

¿El ciudadano pleitea demasiado?

Cuando se implantaron las tasas judiciales hubo una disminución. Al eliminarlas, ha vuelto el incremento.

¿Hay demasiados políticos encausados por corrupción?

Es por el mal uso del servicio público al que ellos están llamados.

¿El Código Penal castiga suficientemente la corrupción?

Creo que esa corrupción provoca una gran sensibilidad en la sociedad y en la autoridad judicial.

«No me gustan los jueces estrella»

¿Qué le parece que se quede sólo en penas de inhabilitación?

No soy experta en penal, pero es verdad que la inhabilitación cuando un político está en el final de la carrera no le causa ningún perjuicio.

¿Cual es su diagnóstico de la Justicia en la actualidad?

Hay unos profesionales magníficos y uno de los valores principales del poder judicial es la independencia. Los ciudadanos tienen que tener confianza porque los jueces sus asuntos los tratan con una independencia y exquisitez absoluta.

Hay jueces que se asustan cuando ven un periodista...

No me gusta salir en los medios. Un juez debe estar en el anonimato. No me gustan los jueces estrella. Hacen un daño horrible a la Justicia. Hay un gabinete de prensa en el TSJA y ese debe ser el conducto para informar.