El Ayuntamiento revocó la licencia del festival infantil de El Prado de San Sebastián

El evento, que iba a celebrar su segunda edición este pasado fin de semana, se canceló a última hora

SEVILLAActualizado:

A última hora y con el evento a medio montar. Así conocieron los promotores de la II Feria Infantil, prevista para este pasado fin de semana en El Prado de San Sebastián, que el Ayuntamiento le retiraba la licencia que le había concedido el pasado mes de enero para organizar un año más una feria destinada al público más joven.

A través de un comunicado, la empresa organizadora de eventos Eventali explicaba que el Consistorio le había retirado el permiso después de que hubieran iniciado las labores de montaje un día antes. Algo que según la promotora ya estaba previsto y había sido autorizado.

«Con un acuerdo previo con Parque y Jardines, se entraba con anterioridad, al igual que el año pasado, para realizar el montaje ordenado y no se crearan aglomeraciones de los vehículos y camiones de los participantes, ya que estamos en un parque público y no queríamos molestar al usuario. Igualmente, también teníamos el apoyo de la empresa municipal de Lipasam y de la delegación de Movilidad, que nos llevaron un dispositivos de papeleras y contenedores al igual que 30 vallas de tráfico para acotar el escenario».

En el comunicado hecho público a través de redes sociales, la promotora lamenta que la cancelación de la feria, que se iba a desarrollar entre el jueves y el domingo, ha generado un perjuicio al público que se iba a dar cita en esta feria, que el año pasado tuvo una afluencia de 30.000 personas, y también «a las 40 familias expositoras que venían a participar en él, con la ilusión puesta de hacer algo grande e importante».

Critican, adrmás, que el Ayuntamiento «no ha tenido miramiento ninguno con una empresa que lleva colaborando con ellos más de diez años». Cifran en 15.000 euros la inversión fallida por la cancelación de última hora.

Vecinos satisfechos

Frente a la queja de la promotora, vecinos de la zona felicitaban al Consistorio por la intervención municipal. «Gracias a Dios que lo han suspendido porque aquello era un ensayo general de los feriantes de la calle del Infierno», señala uno de los residentes que advierte que el evento podía provocar daños en el recinto de El Prado por la continua entrada de camiones. Estos vecinos sostienen que el evento no tenía los permisos en regla. «En Sevilla pides un permiso de ocupación en Urbanismo y lo mismo sirve para un puesto de piñonates que para una calle del Infierno en un parque».

El pasado mes de febrero, durante el puente de Andalucía, la feria se montó en la Torre de los Perdigones, donde se celebró sin problemas. Se trata de un evento itinerante que va recorriendo los barrios de la capital y también salta a otras ciudades.