El concejal delegado de Hábitat Urbano, Cultura y Turismo, Antonio Muñoz, en el pleno de este viernes
El concejal delegado de Hábitat Urbano, Cultura y Turismo, Antonio Muñoz, en el pleno de este viernes - R. DOBLADO
TURISMO

El Ayuntamiento de Sevilla tomará medidas jurídicas y fiscales contra las los apartamentos turísticos ilegales

El Pleno municipal ha aprobado combatir las 18.000 camas que exiten en viviendas turísticas fuera de regulación

SEVILLAActualizado:

El pleno del Ayuntamiento de Sevilla, reunido este viernes en sesión ordinaria, ha aprobado una moción por vía de urgencia del Grupo socialista con una batería de medidas para combatir el alquiler de viviendas privadas para fines turísticos al margen de las normativas y regulaciones, al tratarse de una «competencia desleal» al sector hotelero y fomentar la «economía sumergida».

El concejal delegado de Hábitat Urbano, Cultura y Turismo y portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Sevilla, Antonio Muñoz, ha defendido la moción, según la cual este «fenómeno muy extendido», el alquiler de viviendas para uso turístico al margen de las normas y la fiscalidad, sumaría unas 18.000 camas en la ciudad, según el último estudio realizado por Exceltur.

La moción, así, recoge toda una batería en los ámbitos jurídico y fiscal, como acometer un estudio diagnóstico para evaluar la situación real de las viviendas privadas que se usan para el turismo o evaluar si es posible articular medidas que graven las viviendas residenciales convertidas en alojamientos turísticos.

También se plantea crear una mesa de trabajo de coordinación interadminitrativa entre los distintos servicios municipales para cruzar los datos disponible para detectar esos alojamientos ilegales.

Además, apuesta por pedir la colaboración de la Agencia Tributaria estatal, la Delegación Territorial de Turismo de la Junta andaluza y del Colegio de Administradores de Fincas para el desarrollo de medidas; por que la ciudad participe en los foros de trabajo con otras ciudades para diseñar respuestas coordinadas; estudiar jurídicamente determinadas medidas para regular su uso e iniciar los trámites dentro del marco de las próximas ordenanzas fiscales para evaluar si es posible articular medidas que graven las viviendas residenciales convertidas en alojamientos turísticos.

En este marco, la propuesta recuerda que hay unas 7.000 camas que se han legalizado con el nuevo decreto de las viviendas con fines turísticos y la modificación del decreto de establecimientos de apartamentos turísticos, aunque el estudio de Exceltur realizado hace un año apunta a la existencia de entre 18.000 y 19.000 camas en estas circunstancias ilegales, un fenómeno que conlleva «un fraude fiscal de alrededor de 800 millones en España».

«Hay que poner freno a este fenómeno tan extendido. Las viviendas alquiladas para el turismo al margen de la norma son una actividad no registrada, una competencia desleal y un torpedo a la calidad del destino turístico», ha enfatizado Antonio Muñoz. Todas fuerzas políticas han apoyado el contenido de la moción, si bien desde IU-CA se avisaba de que sus términos eran un tanto «confusos», solicitando el PP más información sobre algunas de las medidas previstas. Así, la moción ha prosperado con el apoyo de todas las fuerzas, aunque el PP y CS se han abstenido en algunos de los puntos.