Obras en los alrededores de Villa Julita, en Nervión
Obras en los alrededores de Villa Julita, en Nervión - ABC
URBANISMO Y PATRIMONIO

El Ayuntamiento suspende un año las licencias de obras y demoliciones en medio Nervión

Urbanismo pretende proteger edificios de valor histórico y realizará un inventario

Muñoz destaca que se actúa tras aprobarse medidas proteccionistas en el pleno

SEVILLAActualizado:

El Ayuntamiento de Sevilla ha anunciado este miércoles que va a suspender cautelarmente todas las licencias de obras y demoliciones que afecten a varias zonas amplias del barrio de Nervión durante un año (prorrogable a uno más) para ahuyentar «amenazas al patrimonio» y la posibilidad de que se pierdan edificios singulares de este espacio de la ciudad. Esta iniciativa ha sido anunciada por el concejal delegado de Hábitat Urbano, Antonio Muñoz, quien ha recalcado que el gabinete local «no se queda de brazos cruzados ante posibles amenazas al patrimonio y la historia de Nervión» y actúa «con rapidez ante el mandato del pleno», que a comienzos del verano aprobó la adopción de medidas para evitar la desaparición de inmuebles singulares de comienzos del siglo XX, tanto de la corriente regionalista (con Aníbal González como máximo exponente) como de la racionalista, de la que también existen interesantes ejemplos en Nervión.

La suspensión cautelar de licencias de obras y demoliciones afectará a varias áreas de Nervión, de las que, además, la Gerencia de Urbanismo va a elaborar un exhaustivo estudio durante el tiempo en que permanezca vigente la suspensión para incluir los edificios que se consideren importantes en el llamado inventario periférico, con inmuebles que pasan a estar protegidos más allá del Casco Histórico. Públicos y privados. Todo ello no sólo había sido aprobado en el pleno sino reclamado de manera insistente por instituciones proteccionistas, principalmente Adepa (Asociación para la Defensa del Patrimonio de Sevilla). Dentro de esas dos zonas, que acotarán manzanas donde no se podrá hacer obra ni demoler y que ocupan prácticamente medio Nervión, hay edificios privados en los que el Ayuntamiento ya tiene claro que habrá protección, como el de Aníbal González en la calle Cristo de la Sed 35, que una empresa compró con la intención de demolerlo. La primera zona quedará limitada por Luis Montoto, la avenida de la Cruz del Campo, Cristo de la Sed, Goya y Alejandro Collantes, mientras que la segunda estará rodeada por las vías San Juan de Dios, Antonio Aparicio Herrero, Juan de Padilla y Marqués de Nervión.

Por otro lado, además de la elaboración del inventario y de la suspensión de licencias -que tendrá que pasar previamente por el consejo de la Gerencia de Urbanismo y luego por el pleno municipal, el gobierno local va a incluir de forma inminente cinco inmuebles municipales periféricos en los catálogos de edificaciones con nivel de protección, cuatro de Nervión y una de Triana. Los cuatro primeros son Villa Pombo (en Marqués de Nervión 83), Villa Encarnita y Villa Julita (en Juan de Oñate 8 y 19, respectivamente) y el edificio que queda levantado de la antigua cárcel de Ranillas, el único que se ha mantenido de aquel recinto carcelario por su valor arquitectónico y que el Ayuntamiento pretende dedicar a la memoria histórica. Quedarán protegidos tanto el viejo edificio como los jardines que se han dispuesto recientemente en torno al mismo (el ya denominado parque de Ranillas). A estos cuatro inmuebles va a sumarse el Hotel Triana, en Clara de Jesús Montero 24, al otro lado de la capital hispalense.