Taxistas estacionados en el aeropuerto de Sevilla
Taxistas estacionados en el aeropuerto de Sevilla - VANESSA GOMEZ

Las cámaras del aeropuerto de Sevilla no demuestran que taxistas saboteen sus aseos

La Policía Nacional investiga daños en los baños después de que AENA rescindiera el contrato del alquiler con una asociación del taxi

SEVILLAActualizado:

El visionado de las cámaras de seguridad instaladas en el Aeropuerto San Pablo de Sevilla no ofrece ninguna prueba palpable de que miembros de la Asociación Hispalense Solidaridad del Taxi (AHST) estuviera saboteando los aseos públicos ubicados en el «hall» de llegadas de las instalaciones que gestiona AENA.

Así lo revela un atestado de la Brigada Provincial de Información de la Policía Nacional remitido al juzgado de Instrucción número 8 de Sevilla que investiga supuestos ataques y sabotajes en el aeropuerto.

En el informe, al que ha tenido acceso ABC, los agentes aseguran que «ha quedado acreditado que los daños ocasionados han sido intencionados», según otro análisis del servicio de mantenimiento del AENA. No obstante, añaden que «al ser aseos de uso público no se ha podido constatar fehacientemente que los daños hayan sido provocados por los taxistas que allí operan».

Sin embargo, la Policía señala que los sabotajes «coinciden en el tiempo» con la decisión de AENA de rescindir el contrato de arrendamiento del local situado junto a la zona de estacionamiento del aeropuerto en favor de la citada asociación de profesionales. El citado local alberga su sede social y una cantina, en la zona denominada el Palenque. AENA sostiene que dichas dependencias públicas estaban siendo utilizadas «para un fin distinto al acordado», al contrario de lo que ha mantenido durante todo el proceso la defensa de la asociación.

En el informe policial se asegura que en julio de 2017 la dirección del aerorpuerto de Sevilla inició una serie de inspecciones de las zonas destinadas al uso de los taxistas y constataron que el local, que lleva más de diez años arrendado, «estaba siendo usado de forma irregular, de manera que en lugar de utilizarse como cantina para los propios socios, se servía bebida y comida a terceros, a juzgar por las máquinas expendedoras de tickets ubicadas en la zona de acceso público y con carteles diferenciando precios para socios y no socios».

Por este motivo, la dirección del aeródromo envió en noviembre y diciembre pasado sendos burofaxes a la asociacion instándole a cesar en esta actividad y, en vista de que hicieron caso omiso a los requerimientos, optó por resolver el contrato de alquiler. «A partir de dicha notificación se han venido produciendo distintos actos de sabotaje en los aseos WC públicos», afirma el atestado. Reparar los daños ocasionados han costado 1.469 euros.

Para acreditar que en el local se realizaba una actividad comercial, un notario acudió al mismo. La camarera presente en la barra le dijo que «eso es una asociación y sólo atiende a sus asociados». En resumen, el resultado fue negativo. No obstante, la Policía encuentra una explicación a esto: «La cara del notario no es una cara habitual del lugar, ya sea por trabajar en AENA, Tussam, empresas de alquiler de vehículos sin conductor o taxistas no socios, y además iría vestido con ropa muy característica del rol y estatus propio de un notario».

El análisis de las cámaras tampoco arrojó luz sobre los autores de los ataques vandálicos a los aseos. En un escrito dirigido al juzgado el 22 de enero pasado, el abogado de la Asociación, Simón Fernández, lamentó que por parte de los investigadores se intenta «buscar a toda costa delitos por más que no se tenga constancia de los mismos», fruto de una investigación prospectiva «indeseable».

El letrado del colectivo de taxistas afirma que «nunca antes en los más de diez años de vigencia de la cesión del uso del local, AENA puso traba u obstáculo alguno a la forma en que se venía usando, y menos aún consta que además exista un mal o inadecuado uso de las instalaciones. Haya 27 investigados en este frente judicial, de los que sólo siete aparecen relacionados con la citada asociación, añade.