En la provincia de Sevilla se registraron en 2017 un total de 31 accidentes de tráfico mortales, con 35 muertos y 25 heridos
En la provincia de Sevilla se registraron en 2017 un total de 31 accidentes de tráfico mortales, con 35 muertos y 25 heridos - JUAN FLORES

Las carreteras sevillanas se cobraron 35 vidas en 2017, dos menos que el año anterior

Las distracciones y el exceso de velocidad están detrás de la mayoría de los accidentes de tráfico con víctimas mortales

SEVILLAActualizado:

Sevilla cerró el año 2017 con 35 muertos en 31 accidentes en carreteras inteurbanas. No fueron las únicas víctimas de esos accidentes, donde se registraron además 16 heridos graves y 9 leves. Se han producido, por tanto, dos víctimas mortales menos que en 2016, aunque estamos lejos de los 25 fallecidos en 2015, según datos de la Jefatura Superior de Tráfico, al frente de la cual se halla Ana Luz Jiménez. La conducción distraída o desatenta, así como la velocidad inadecuada, son las principales causas de muerte en el asfalto. El uso del teléfono y el consumo de alcohol, drogas o psicofármacos están detrás de muchas de esas distracciones, según Ana Luz Jiménez.

Uno de los factores concurrentes en el 48,4% de los accidentes con víctimas mortales en carreteras de la provincia de Sevilla es la conducción distraída o desatenta, mientras que en el 41%,95 de los casos también está detrás la velocidad inadecuada. Hay otros factores concurrentes en esos accidentes mortales, tales como el cansancio (9,7%), adelantamientos antirreglamentario (3,2%), irrupción de un peatón (3,2%) o de un animal, conducción temeraria (3,2%), enfermedades o no respetar la prioridad (3,2%), según indica la Jefatura Provincial de Tráfico, que destaca que detrás de muchas de la distracciones está el uso del móvil.

Según el Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses, el 80% de las muertes en carretera se produce en días laborables y más del 90% de los conductores fallecidos eran varones. En cuanto a los vehículos implicados en esos siniestros, turismos o motocicletas protagonizaron el grueso de los accidentes mortales. Los conductores fallecidos tenían entre 21 y 54 años.

Ansiolíticos y antidepresivos

Pero lo más llamativo de ese informe del Instituto Nacional de Toxicología es que el 43% de los análisis realizados a conductores fallecidos en accidentes de tráfico dio positivo a drogas, psicofármacos o alcohol. Más de 95% de análisis positivos a esas sustancias se produjeron en conductores varones fallecidos.

Dentro de los resultados positivos, el 68,5% fue a alcohol, el 36% a drogas (sobre todo cocaína y cannabis) y el 21% a psicofármacos (benzodiacepinas, antidepresivos, tramados, antipsicóticos o antiepiléticos).

Un 43% de los análisis que dio positivo a conductores fallecidos se detectó policonsumo de alcohol y cocaína; en un 32% de alcohol y cannabis, en un 10% alcohol, cocaína y cannabis; en un 6% alcohol y anfetaminas.