Recreación del patio central de la Casa de Murillo, donde se desplegarán lonas algunas de sus obras
Recreación del patio central de la Casa de Murillo, donde se desplegarán lonas algunas de sus obras - ABC
AÑO MURILLO

Así es la casa en la que vivió Murillo en Sevilla

La Junta de Andalucía y el Ayuntamiento de Sevilla han reformado el inmueble, que acogía al Instituto Andaluz del Flamenco, para convertirlo en sede del cuarto centenario del pintor. Se inaugura la próxima semana

SEVILLAActualizado:

El proyecto para recuperar la casa del barrio de Santa Cruz en la que vivió la mayor parte de su vida Bartolomé Esteban Murillo ya está terminado. La reforma impulsada por la Junta de Andalucía, propietaria del edificio, y el Ayuntamiento convertirá el hogar del gran pintor sevillano en un centro de interpretación en el que se recreará la forma en la que vivía el artista.

El diseño, que lleva la firma del prestigioso historiador Enrique Valdivieso, ha recuperado las estancias que rodean el patio central, donde se desplegarán varias lonas con algunas de las obras más características de Murillo, para la celebración de los distintos talleres previstos. También habrá una zona de atención al visitante con equipamientos interactivos y un punto de venta de entradas para las distintas exposiciones y actividades que se van a celebrar con motivo del cuarto centenario del nacimiento del pintor.

Es decir, esta casa de la calle Santa Teresa será la sede administrativa del Año Murillo, además de una especie de museo en el que se expondrá cómo vivía el genio hasta que murió en esas estancias en 1682. El proyecto, al que ha tenido acceso ABC, también incluye una tienda y una sala para proyecciones audiovisuales.

La inauguración de este nuevo espacio se producirá la próxima semana coincidiendo con la inauguración del Año Murillo, que oficialmente se producirá el martes 28 con el concierto de Jordi Savall con Hesperión XXI y Capella Real en el Teatro de la Maestranza, un espectáculo en el que se recrearán las músicas con las que convivió el gran artista sevillano.

La remodelación de la Casa de Murillo ha respetado la actuación que hizo sobre este inmueble en 2010 el arquitecto José Luis Daroca. En aquella primera revisión se renovaron todas las puertas y la solería del patio, que estaba rota. Ahora se han vuelto a sanear los azulejos de estilo serliano del zócalo y de la escalera, del siglo XVIII, posiblemente procedentes de un convento. El resto de actuaciones ha consistido en actualizar el mobiliario y en dotar la casa de medios técnicos para que pueda cumplir los cometidos que tendrá a partir de ahora.

La intención de las administraciones públicas es que el edificio conserve esta función cuando termine el Año Murillo, por lo que podría reconvertirse en museo permanente dedicado al pintor, aunque este aspecto todavía no está resuelto. De momento, lo que sí es seguro es que hasta diciembre de 2019 los visitantes podrán conocer cómo vivió uno de los grandes genios de la pintura de todos los tiempos.