El Pabellón de Finlandia, sede de la Fundación Fidas
El Pabellón de Finlandia, sede de la Fundación Fidas - J.M. SERRANO

El Colegio de Arquitectos de Sevilla desvió los fondos destinados a rehabilitar su sede

La Fundación Fidas nunca hizo en el Pabellón de Finlandia las obras necesarias para adaptarlo a la normativa de seguridad, un fin para el que el Colegio donó 860.000 euros entre 2004 y 2008

SevillaActualizado:

En el año 2004, el Colegio Oficial de Arquitectos de Sevilla donó 860.202 euros a su fundación, Fidas, para llevar a cabo obras de adecuación a la normativa de seguridad en su sede, el antiguo Pabellón de Finlandia de la Expo’92. En teoría, aquel dinero tendría que haberse usado en la remodelación del edificio, que no cumplía los requisitos arquitectónicos que impone la ley, ya que en su origen se trataba de una construcción efímera que el Colegio adquirió para convertirla en sede permanente de Fidas. Adaptar aquel edificio a las normas vigentes requería una inversión de casi un millón de euros. Y tras aprobarse las obras en el Patronato de la Fundación, el Colegio transfirió la cantidad a Fidas para que se ejecutasen. Sin embargo, el dinero nunca se invirtió en lo previsto hasta tal punto de que esos trabajos no se llevaron a cabo y siguen sin ejecutarse a fecha de hoy. Es decir, se da la paradoja de que uno de los edificios del Colegio de Arquitectos no cumple las exigencias técnicas la propia institución colegial tiene que visar. Y todo ello porque los fondos destinados a este fin se desviaron.

Así lo atestigua la auditoría incorporada a la causa que investiga a la anterior cúpula del Colegio de Arquitectos por intentar «patrimonializar» la fundación nombrando patronos vitalicios y prorrogando el mandato de uno electivo después de haber perdido las elecciones. Según el informe que obra en poder de la juez de instrucción número 17 de Sevilla, «hasta la fecha no se han llevado a cabo las citadas obras ni están comprometidas contractualmente por terceros», a pesar de que las donaciones efectuadas por el Colegio entre 2004 y 2008 para este fin sumaron más de 860.000 euros. El destino real de estos fondos centra ahora la investigación.