EDUCACIÓN

El Colegio San Francisco de Paula de Sevilla se convierte en centro extranjero

El próximo curso dejará el sistema nacional y quedará adscrito al estadounidense

Varios alumnos en el patio del San Francisco de Paula
Varios alumnos en el patio del San Francisco de Paula - VANESSA GÓMEZ

El Colegio San Francisco de Paula se convertirá el próximo curso en el primer centro regido por el sistema educativo estadounidense de Sevilla. Esta institución lleva ya varios años preparándose para dar el paso, que ha sido respaldado por una amplia mayoría de los padres. Así lo confirma su director, Luis Rey, que llevará a cabo una inmersión completa de todos los niveles educativos.

Uno de los motivos, según explica a ABC, es «conseguir un marco normativo mucho más estable» tras el rosario de reformas que se han venido aprobando en función del color político. Además, se pretenden potenciar contenidos y métodos docentes que ahonden en la innovación y la tecnología, «que es lo que nos está demandando el mercado laboral», aclara Rey Goñi, que cumplirá dos décadas al frente del colegio.

La iniciativa no responde a ningún impulso, pues cuentan con la acreditación para funcionar como centro extranjero desde 2001, pero hasta ahora no se había dado el paso. Esta larga reflexión ha sido necesaria «para dar con el modelo adecuado», aclara, puesto que en un principio se pensó en adscribirse al británico, pero el apretado corsé que impone este sistema hizo que lo desecharan pronto. «Luego vimos las ventajas que ofrece la legislación norteamericana que da flexibilidad y nos permite cambiar el concepto sin seguir un currículum marcado», asegura el docente. Y mientras el trámite administrativo avanza, el centro ya ha empezado a aplicar alguno de estos métodos.

«El cambio será absoluto el próximo curso», asegura, tras el apoyo casi unánime de las familias. La consulta se ha hecho a los padres de alumnos de primero de Bachillerato a los que se les ha dado la opción de esperar a que terminaran su etapa. Sin embargo el 82% de las consultas han pedido la reforma inmediata. Por tanto, estos jóvenes se podrán beneficiar de algunas ventajas como la posibilidad de elegir entre el diploma del Bachillerato Internacional, que es el primer sistema educativo extranjero en España, y el High School Diploma (HSD) del sistema estadounidense.

El cambio permitirá una mayor estabilidad legal y métodos docentes orientados al futuro laboral

Ambos títulos dan entrada sin problemas a las universidades públicas españolas y facilitan el camino para acceder a las extranjeras. Luis Rey valora «el buen nivel de inglés con el que salen los alumnos y el desarrollo de habilidades de experimentación en ciencias y análisis crítico». Desde la Primaria los escolares recibirán una educación equilibrada, que combine contenidos humanísticos con los académicos. «Separarlos es una hemiplejia intelectual, porque las personas debemos tener una formación básica en distintos aspectos que se fomentan desde Bachillerato internacional», explica.

De cara al futuro

Algunas consecuencias prácticas de todo ello es que los alumnos de últimos cursos realizarán prácticas en empresas, podrán potenciar las capacidades relacionadas con el emprendimiento y un acercamiento a la robótica y las nuevas tecnologías. Modelos como el que va a implantar el San Francisco de Paula ya lo comparten varios centros en Madrid, Barcelona y la Costa del Sol. Todos ellos cuentan también con más facilidades para contratar docentes sin necesidad de recurrir a una larguísima tramitación. Recuerda Rey que «en el pasado se ha llegado a poner en cuestión que una profesora británica con un reconocimiento profesional para dar clases de varias materias imparta inglés porque no tenía el título de B2. «Con cosas como esta nos hemos planteado dejar de perder el tiempo y actuar», indica.

Igualmente destaca «lo ilusionado» que está el equipo docente que, a su juicio, va a poder trabajar sin trabas. «Hasta ahora se han sentido encorsetado a pesar de que hemos usado el máximo grado de libertad, pero llega un momento en que el traje se queda estrecho», lamenta el director cuyo centro ha superado este curso los 1.300 alumnos.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios