Pancarta reivindicativa en la confitería La Campana
Pancarta reivindicativa en la confitería La Campana - J. M. SERRANO

Colocan una pancarta en la confitería La Campana para reclamar la vuelta de los veladores

Más de 6.000 personas han firmado en la plataforma change.org en apoyo al emblemático establecimiento

SEVILLAActualizado:

El gerente de la confitería La Campana, Borja Hernández, ha manifestado estar «desesperado» ante lo que considera «una injusticia» tras la decisión del Ayuntamiento de Sevilla de eliminar los veladores de la centenaria confitería, fundada en 1885. Por esta razón, el pasado sábado decidió colocar una pancarta en su establecimiento alertando de la delicada situación por la que atraviesan él y sus empleados. Mientras tanto, más de seis mil personas han firmado ya en la plataforma change.org en apoyo para que vuelvan los veladores de la confitería La Campana.

Según los cálculos del propietario de la confitería, la facturación de su negocio ha disminuido un 30% desde que el pasado mes de abril, la Gerencia de Urbanismo suspendiera la licencia de ocupación para los once veladores con los que el establecimiento llevaba operando desde hace más de 25 años. Como consecuencia, el futuro de la centenaria confitería, con cerca de 40 trabajadores en su plantilla, estaría seriamente comprometido. «Es triste ver cómo un negocio centenario y representativo del comercio tradicional y del patrimonio cultural de la ciudad está siendo abocado al cierre arrastrando a toda su plantilla», se queja Borja Hernández.

El empresario explica que Urbanismo no atiende a sus insistentes peticiones de una entrevista para encontrar una pronta solución al problema, sobre todo después de que el pleno del Ayuntamiento aprobara en mayo una moción del Grupo Popular destinada a modificar la ordenanza de veladores, para que la concesión de la licencia en los establecimientos de hostelería de reconocido carácter tradicional se pueda resolver justificadamente, atendiendo a las circunstancias del entorno o el impacto visual.

Borja Hernández ha entregado incluso a Urbanismo una propuesta para reducir el número de veladores. Dicha propuesta pasa por reducir el número de veladores, poner unos más pequeños, ordenarlos de otra manera y que el mobiliario sea más acorde en el diseño con la zona histórica donde se enclava la confitería. Sin embargo, el Ayuntamiento aún no se ha pronunciado al respecto.

La concejal del PP María del Mar Sánchez Estrella ha criticado«la falta de diálogo» y «la nula sensibilidad» del alcalde, Juan Espadas, «en agilizar la aplicación de la moción aprobada por el pleno hace ya dos meses». «En lugar de preocuparse por mantener y aumentar el empleo en la ciudad, el alcalde se empeña en destruir puestos de trabajo, sobre todo en establecimientos históricos y emblemáticos como la confitería La Campana».