Habitación del Eurostars Torre Sevilla, que abrirá sus puertas en septiembre de 2017
Habitación del Eurostars Torre Sevilla, que abrirá sus puertas en septiembre de 2017 - J. M. SERRANO

Comienza la selección de personal para contratar a 200 trabajadores en el hotel Torre Sevilla

Necesitará camareras de piso, cocineros y recepcionistas para el establecimiento de 19 plantas, que abrirá en septiembre

Actualizado:

La cadena Hotusa, presidida por Amancio López, ha comenzado el proceso de recepción de curriculum vitae para seleccionar a los 200 trabajadores que necesitará para poner en marcha el Eurostars Torre Sevilla a mediados de septiembre. Camareros, cocineros, camareras de piso o recepcionistas son algunos de los empleos que creará el hotel de cinco estrellas que abrirá en el rascacielos de la Cartuja.

El establecimiento hotelero se inaugurará por fases. Primero abrirá el mirador y doce plantas en el tercer trimestre de 2017, probablemente a mediados de septiembre. El resto se inaugurará en marzo de 2018.«El hotel contará, entre empleados directos y colaboradores externos, con unos 200 empleados», ha informado el grupo Hotusa, que ya ha iniciado la recogida y criba de curriculum vitae a través del personal de su sede central. Los interesados pueden enviar su currículo a la siguiente dirección de correo ectrónico: es info.seleccion@grupohotusa.com.

Planta 37 de Torre Sevilla, donde el hotel contará con una terraza-mirador con bar
Planta 37 de Torre Sevilla, donde el hotel contará con una terraza-mirador con bar- J. M. SERRANO

El hotel tendrá 19 plantas, en lugar de las 13 previstas inicialmente. Así, contará con 244 habitaciones, todas con vistas exteriores, sumando 85 a la propuesta inicial. Ofertará 449 plazas hoteleras, un 41% más que las previstas. Por categorías, las habitaciones se distribuirán en varios tipos: presidencial (1), suites (12), junio suite (20), dobles (172) e individuales (39).

Hotusa prevé que el Eurostars Torre Sevilla será rentable el primer año de actividad y que su ocupación media será del 70%, centrándose en el turismo de incentivos y congresos, razón por la cual destinarán tres de las 19 plantas del hotel a ese objetivo, compitiendo así con Fibes.

El establecimiento de cinco estrellas contará con un spa a 150 metros de altura, con vistas panorámicas, en la planta 35 del rascacielos. En la planta 37 tendrá una terraza-mirador con un bar, que será de acceso libre, por lo que podrán entrar personas que no sean clientes del hotel.