Estado del hotel de lujo La Boticaria en 2015
Estado del hotel de lujo La Boticaria en 2015 - ABC
SEVILLA

Compran por 500.000 euros el hotel de cinco estrellas La Boticaria

La sociedad madrileña SPV Reoco 30 adquiere el establecimiento, que tiene cargas hipotecarias por 84 millones de euros

SEVILLAActualizado:

A finales de marzo de 2018, la sociedad madrileña SPV Reoco 30 compró por 500.000 euros el hotel de lujo La Boticaria, ubicado en Alcalá de Guadaíra y cerrado desde hace seis años, por 500.000 euros dentro de proceso de liquidación de la empresa Sansan Hoteles. Una empresa vinculada a la compradora, SPV Spain Project 14, ha adquirido por 400.000 euros los muebles, menaje y cuadros, entre otros activos mobiliarios, según fuentes consultadas por ABC. El bajo precio del hotel se explica porque el inmueble tiene cargas hipotecarias por 84 millones de euros, el triple de su valor de mercado.

El artífice del hotel fue José Antonio Saénz Sánchez, propietario de Horus Magnum, una sociedad que resultó de la fusión en 2007 de dos empresas (Gopesa y Sabari) que eran dueñas de los suelos. Sáenz levantó un gigante hotelero, con 137 habitaciones, cuatro piscinas cubiertas, un circuito de aguas termales, un helipuerto, un lago artificial de más de 12.000 metros cuadrados, cien plazas de aparcamiento, un restaurante y un centro ecuestre. Para levantar el hotel, Horus Magnum pidió un crédito de más de 48 millones de euros a CaixaBank.

Gigante hotelero

El hotel cuenta con 42.500 metros cuadrados construidos, 24.500 de ellos sobre rasante y 18.000 bajo rasante, ya que está interconectado por galerías subterráneas para que la plantilla pudiera desarrollar su trabajo sin molestar a los clientes. Sólo el IBI que debe pagar el hotel al Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra es de 4.000 euros anuales.

Una vez construido el edificio, Horus Magnum constituyó la sociedad Sansan Hoteles en 2009. En julio de 2010, se produjo una ampliación de capital de Sansan Hoteles, que suscribió Horus Magnum aportando el hotel. De ese modo, se vaciaba de contenido Horus Magnum y el hotel quedaba bajo el manto de Sansan.

La crisis económica hizo inviable este hotel, que no lograron sacar adelante cadenas tan importantes como Hilton u Hotusa. Finalmente, en octubre de 2011 Sansan solicitó la declaración de insolvencia con una deuda de 19 millones de euros. De igual forma, Horus Magnum se liquidó con una deuda de 92 millones de euros, la mayoría créditos con CaixaBank. Con ese lastre económico y una plantilla de más de 30 personas, La Boticaria dejó de funcionar como hotel en enero de 2012.

Estado de las palmeras de un patio interior del hotel
Estado de las palmeras de un patio interior del hotel - ABC

Crisis económica

Rafael Camps, administrador concursal de Sansan Hoteles y Horus Magnum, intentó vender este hotel de lujo en un momento adverso, ya que España se encontraba sumida en una de sus peores crisis económicas, una crisis que forzó el cierre de otro hotel de cinco estrellas de Sevilla, Hacienda Benazuza, en Sanlúcar la Mayor. Camps mandó más de 350 dosieres sobre el hotel a posibles interesados en su contra: cadenas hoteleras nacionales e internacionales, corredores, agentes de la propiedad inmobiliaria... Hubo empresas interesadas pero se echaban para atrás al saber que el hotel estaba gravado con cargas hipotecarias que sumaban 84 millones de euros.

En todo el proceso de venta, en 2017 el fondo de inversión estadounidense Apollo Global Management compró a CaixaBank los créditos pendientes que Horus Magum pidió para construir el hotel. En realidad, la finca tiene cargas por 84 millones de euros, ya que el crédito de 48 millones de CaixaBank se convirtió en 72 millones con los intereses de demora y remuneratorios, costas y gastos, a lo que hay que sumar otros 10 millones de euros de créditos con garantía hipotecaria de la Agencia Tributaria.

Una de las 133 habitaciones del hotel La Boticaria en una imagen tomada hace dos años
Una de las 133 habitaciones del hotel La Boticaria en una imagen tomada hace dos años - ABC

Precio simbólico

La Administración Concursal propuso al juez mercantil modificar el plan de liquidación y vender el hotel por el precio simbólico de un euro, ya que tenía una carga hipotecaria de 84 millone, pero se opusieron a ello Antilia Hotels y Hoteles Turísticos Unidos, acreedores de Sansa Hoteles.

Finalmente, la Administración Concursal ha vendido el hotel a SPV Reoco 30, una sociedad madrileña propiedad de SPV Spain Project 13, que a su vez es propiedad de la compañía luxemburguesa Sun Lux Subco. Como el hotel está gravado con créditos hipotecarios por 84 millones de euros en manos de Apollo, se da por hecho que SPV Reoco 30 tiene que negociar con el fondo de inversión para levantar esas cargas.

Los muebles, los cuadros adquiridos en su día a la galería de Juan Mordó y el menaje del hotel han sido comprados ahora por SPV Spain Project 14, propiedad también de Span Project 13, según el Registro de la Propiedad. Los muebles han sido vendidos debido al desgaste que han sufrido tras más de seis años cerrado el establecimiento. ¿Cuánto dinero sería necesario para poner en marcha el hotel de nuevo? Las empresas que se interesaron en su compra hicieron estimaciones de entre 3 y 5 millones de euros, ya que no sólo habría que amueblarlo de nuevo, sino pintarlo y remozarlo. «Como el hotel está en mitad del campo, las ratas se han comido parte del cableado, por ejemplo», señala Rafael Camps.

Vigilancia los 365 días

El hotel no fue vandalizado gracias al servicio de vigilancia contratado desde 2012. «Durante los seis últimos años ha habido al menos tres guardias de seguridad en el hotel durante las 24 horas del día de los 365 días del año. Eso ha impedido que el hotel haya sido vandalizado», ha declarado a ABC Camps, quien subraya que la vigilancia fue sufragada en principio por CaixaBank y luego por el fondo de inversión Apollo.