Sevilla

«La desaparición del modelo tradicional de familia es una catástrofe social»

El Foro Ángel Herrera acogió ayer la presentación de los libros de Francisco J. Contreras y Alicia Rubio

Alicia Rubio y Francisco J. Contreras posan con sus libros
Alicia Rubio y Francisco J. Contreras posan con sus libros - J. M. SERRANO
M.P.G. Sevilla - Actualizado: Guardado en: Sevilla

El Foro Ángel Herrera, punto de encuentro para el diálogo y el debate de la Asociación Católica de Propagandistas, dedicó ayer su primer acto del año a la «Cultura de género y la familia en Europa», temáticas sobre las que pivotan dos libros: «Cuando nos prohibieron ser mujeres y os persiguieron por ser hombres: Para entender cómo nos afecta la ideología de género» y «La batalla por la familia en Europa: La Manif Pour Tous y otros movimientos de resistencia», que fueron presentados por Alicia Rubio y Francisco J. Contreras, respectivamente.

En este último caso, artículos de Jean Sévillia, Jaime Mayor Oreja, Ludovine de la Rochère, Christian Vanneste, Jeanne Smits, Sophia Kuby, Jorge Soley Climent, José María Ballester, Benigno Blanco, Luca Volontè, Birgit Kelle, Paul Coleman y Rubén Navarro, dan cuerpo a una publicación que reúne destacadas contribuciones de teóricos y activistas con la intención de «tomar la temperatura sobre el debate actual en torno a la familia y su situación en diversos países», señala Francisco J. Contreras, catedrático de Filosofía del Derecho de la Universidad de Sevilla y a la sazón artífice de este libro colectivo, en el que, en líneas generales, «se aprecian las mismas tendencias hacia la extinción del modelo familiar clásico en toda Europa».

El descenso de la nupcialidad, el estancamiento de la natalidad, el aumento de los divorcios, la equiparación del tratamiento jurídico de las parejas homosexuales a las heterosexuales, son algunos de los aspectos que son objeto de análisis, así como las distintas formas en que los países afrontan estas realidades. Contreras precisó al respecto las diferencias existentes entre la mitad oriental de Europa, donde se están intentando aplicar políticas de recuperación de la familia, y los países del occidente europeo, que «perseveramos en más de lo mismo, al menos los gobiernos y los grandes partidos tanto de izquierda como de derecha», apuntó este catedrático, quien, no obstante, resaltó el ámbito de la sociedad civil en la que «sí están surgiendo movimientos de recuperación de la familia; el más importante, el francés de la Manif Pour Tous», que nació en 2013 a raíz de una gran movilización contra la ley francesa de matrimonio homosexual.

Los grandes perdedores

Contreras se refirió a este movimiento que se ha institucionalizado como una plataforma pro-familia permanente que centra ahora su atención en los procedimientos de reproducción artificial, queriendo influir, además, en política con el ánimo de conseguir aupar a un presidente de la república afín a sus posiciones.

Si algo tiene claro este catedrático de la Hispalense es que «la desaparición del modelo tradicional de familia es una catástrofe social en la que los grandes perdedores son los niños, que no se educan con sus padres. Cada vez —dice— hay más niños que se están criando sin alguno de sus dos padres biológicos con las consecuencias que ello depara y que están demostradas científicamente».

La escritora, profesora e investigadora Alicia Rubio, por su parte, ofreció con la presentación de su libro el relato de la experiencia personal que le ha llevado a «desmentir la ideología de género desde campos tan diversos como la antropología, la neurofisiología, la anatomía e, incluso, la realidad y el sentido común». Rubio comenta que fue en 2005, con ocasión de los campeonatos escolares en la Comunidad de Madrid, cuando «me tropecé con la ideología de género que, con su negación de la base biológica, trata de construir un ser humano basado sólo en su naturaleza cultural, lo que genera un alto grado de infelicidad e irracionalidad». A partir de ahí comenzó a indagar y a estudiar este fenómeno para mostrar su defensa de cómo «los roles sociales están basados en roles biológicos. Hombre y mujer somos muy diferentes en gustos, comportamientos, intereses, capacidades, sin tener que ser ninguno superior».

Los lobbies

La escritora asegura que su libro «no es machista ni homófobo, el problema es que dice la verdad y me encuentro en muchos lugares a los que voy con escraches para que la gente no se entere de que nos están quitando derechos fundamentales». Rubio habló de la expansión de los lobbies homosexualistas y de la generación de «castas». «Hay una privilegiada que es la de los homosexuales, y la casta heterosexual que no tiene presunción de inocencia. Es decir, —explicó—, con la hipotética idea de que hay que salvar a determinados grupos sociales del maltrato, que además no es cierto, se nos pone en la dicotomía de que hay que quitar derechos fundametales a la población y, al final, ni se salva a nadie de ningún maltrato, ni muerte y se enriquece a un sector determinado». También dirigió sus críticas hacia los lobbies feministas, de los que afirmó «tienen un negocio montado y me impiden decir que he descubierto que hay mucha mentira en la violencia de género; se ha creado —concluyó— mucha alarma social y manipulación».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios