Las instalaciones de OHL deberán trasladarse de su actual ubicación
Las instalaciones de OHL deberán trasladarse de su actual ubicación - JUAN JOSÉ ÚBEDA
TARDARÁ DOS O TRES AÑOS

El desarrollo del proyecto Sevilla Park va para largo

El presidente del Puerto, Manuel Gracia, avisa de que a la tramitación urbanística hay que sumar el traslado de CHL y la descontaminación de sus suelos

SEVILLAActualizado:

El desarrollo urbanístico de la parcela del puerto donde se proyecta Sevilla Park, el complejo con un gran auditorio y espacios para el ocio y la actividad comercial, no será algo inmediato sino que requerirá al menos dos o tres años. Así lo ha señalado a ABC el presidente de la Autoridad Portuaria, Manuel Gracia, quien recuerda que la previsión es que en un año pueda estar terminada la ordenación de la parcela pero que el desarrollo de esos suelos, al implicar muchos factores, entre ellos el traslado de las instalaciones de CLH (la empresa de hidrocarburos), va a tener que ser «progresivo».

Gracia recuerda que en ese caso, como en el de otras parcelas donde el traslado de la actividad portuaria propiamente dicha ha dejado espacios libres, el papel de la Autoridad Portuaria «es servir de cauce para iniciativas que no son nuestras. Lo que hemos hecho con el Ayuntamiento en relación con la cabecera norte del Batán, con independencia de que Sevilla Park sea en el futuro una iniciativa concreta, es establecer una ordenación de ese ámbito con varios objetivos: el primero es integrar esa zona en la ciudad de acuerdo con la legislación portuaria, que como zona de interacción puerto-ciudad permite en ella actividades complementarias a la puramente portuaria; en segundo lugar se busca abrir un cauce para que salgan de ahí los depósitos de CLH ya que, con independencia del tipo de actividad que se pueda desarrollar en esos suelos, es evidente que no es muy aconsejable mantener ese tipo de instalación en pleno casco urbano, y en tercer lugar proporcionar una zona de contacto con la dársena, para el uso y disfrute del conjunto de los sevillanos».

En rojo, la zona donde irá Sevilla Park
En rojo, la zona donde irá Sevilla Park- ABC

Ahora se trabaja en plasmar ese acuerdo en esa nueva ordenación urbanística que requerirá la modificación del PGOU (Plan General de Ordenación Urbana) y del plan especial del puerto. Se trata, explicó Gracia, de hacer un desarrollo ordenado «en función de los intereses generales de la ciudad, de los que forma parte el puerto, con independencia de la iniciativa privada que pueda presentarse» aunque, remarca, «estamos interesados en que la iniciativa privada lo haga».

Parte vital de ese proceso es el traslado de los depósitos de hidrocarburos. A este respecto, Gracia destaca que «hay voluntad por parte de CLH de acometer el traslado» pero también hay que buscar suelo alternativo para su nueva ubicación y definir la financiación de esa operación. A este respecto, y aunque el presidente de la Autoridad Portuaria se muestra convencido de que ninguno de esos puntos va a ser un problema, Gracia no duda en señalar que el desarrollo de esa parcela «va a tener que ser progresivo, porque, simplemente, el proceso de la eliminación de CLH, de su traslado y de la descontaminación de esos suelos lleva un mínimo de dos o tres años».

Por su parte, los promotores del proyecto Sevilla Park aún confían en que se cumpla los plazos marcados en la hoja de ruta acordada para desarrollar un proyecto que, recuerdan, empezó a desarrollarse hace tres años, supondrá una inversión cercana a los 260 millones de euros y puede generar entre 2.000 y 3.000 puestos de empleo directos. Manuel Saucedo, portavoz del proyecto, explicó que esa hoja de ruta incluía el plazo necesario para cumplir con todo el proceso administrativo para la necesaria modificación del PGOU y del plan especial del puerto, pero que «no puede haber más demoras», porque los inversores, los que van a financiar el proyecto, también tienen sus plazos y son muy sensibles a este respecto.

Boceto de cómo será Sevilla Park una vez finalzado
Boceto de cómo será Sevilla Park una vez finalzado- ABC

Para los promotores, una vez que se defina la nueva ubicación de la empresa de hidrocarburos, en la que se trabaja, ni el proceso de desmantelamiento de sus instalaciones ni la descontaminación de los terrenos que ahora ocupa deberían ser un problema, porque, insisten, están previstos en la hoja de ruta, Por ello, y por la buena disposición al proyecto del Ayuntamiento y del propio alcalde, Juan Espadas, que ha creado incluso una comisión de seguimiento, esperan que los plazos acordados se cumplan.

En esa hoja de ruta, los promotores de Sevilla Park confían en que en un año y medio se haya cumplido con todos los trámites, se haya aprobado las modificaciones de los planes urbanísticos, para poder iniciar los trabajos. La idea es empezar con el gran centro de ocio que incluirá un nuevo auditorio para conciertos y eventos deportivos con capacidad para 21.000 personas, y continuar luego con el desarrollo de las otras zonas del proyecto. Se estima que, una vez que se inicien las obras, ese complejo estaría terminado en unos 18 meses, con lo que Sevilla Park podría empezar a funcionar dentro de algo más de tres años, a finales de 2019.