La expansión del mosquito tigre en España sigue creciendo
La expansión del mosquito tigre en España sigue creciendo - ABC
SANIDAD

Detectan por primera vez la presencia del mosquito tigre en Sevilla

Esta especie es peligrosa por ser portadora de enfermedades como el virus Zika, que provoca malformaciones fetales

Actualizado:

La expansión del mosquito tigre en España sigue creciendo y son ya setenta los municipios, de 122 muestreados, en los que se ha confirmado su presencia, según se refleja en el Informe de Vigilancia Entomológica correspondiente a 2017. Esta investigación intensiva, que se lleva a cabo desde hace tres años en Andalucí,a permite concluir que el mosquito tigre sigue su dispersión en zonas muy relacionadas con las actividades humanas y que se ha detectado por primera vez en la ciudad de Sevilla. Las lluvias de este invierno y del principio de la primavera han favorecido la presencia de esta especie, que hasta ahora no se había detectado nunca en la capital andaluza.

También ha aparecido como novedad en las provincias de Almería (Vera), Granada (Albuñol y Motril), Málaga (Casares y Torrox) y Cádiz (Línea de la Concepción), como recoge el informe, que está coordinado por el Centro de Control de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES) y adjudicado al Departamento de Patología Animal de la Facultad de Veterinaria de la Universidad de Zaragoza. Por suerte, se trata de una presencia pequeña y, en el marco de los muestreos realizados en puertos y aeropuertos, «no se ha detectado la presencia de nuevos vectores importados exóticos, pero sí se han detectado 10 especies diferentes de culícidos (incluidos Culex pipiens y Aedes albopictus), y otras especies como Phlebotomus perniciosus, considerado principal vector de leishmaniasis y de las fiebres por flebovirus en España».

Este tipo de mosquito tiene como característica un patrón de manchas blancas y negras en el abdomen y rayas blancas en las patas posteriores. El riesgo que implica es que es una de las especies portadoras del virus de Zika, aunque en países como España hay un riesgo mínimo de contagio por las buenas condiciones sanitarias.

El mosquito tigre tiene un ritmo de actividad diurna, que va desde la salida hasta la puesta del sol, siendo más frenético durante los intervalos entre las 6 y las 10 horas y las 16 y las 22 horas. Esta especie se alimenta de néctar de plantas. Solamente las hembras recién fecundadas se alimentan de sangre para poder obtener las proteínas necesarias para la formación de huevos.