Cola de visitantes ante la puerta del Real Alcázar de Sevilla
Cola de visitantes ante la puerta del Real Alcázar de Sevilla - JUAN FLORES
TURISMO

Una encuesta confirma que en Sevilla no existe la turismofobia

El 80% de los ciudadanos consultados consideran que los turistas alojados en viviendas no generan más problemas que los propios vecinos

SEVILLAActualizado:

El Ayuntamiento de Sevilla tiene ya en sus manos la primera encuesta realizada por una consultora especializada que valora la opinión de los ciudadanos sobre esta expansión turística que vive la ciudad y la proliferación de viviendas-alojamiento que tanto debate está generando. Este trabajo forma parte de un estudio mucho más amplio en el que se catalogará el número de plazas de pisos reglados y no reglados, su localización por barrios y la evaluación de los posibles efectos para la ciudad, como ha anunciado el consistorio en un comunicado.

La encuesta, para la que se han consultado a 1.039 personas de 18 barrios, arroja conclusiones esclarecedoras. La más importante es que no hay rastro de turismofobia en la capital andaluza. Muestra de ello es que un 80,4% de los entrevistados cree que los inquilinos turistas no generan más molestias que los propios vecinos del bloque. También es amplio el porcentaje que cree que aumentar el número de visitantes mejora la economía y el empleo. Así lo considera el 86,4% de la población encuestada, que con una mayoría abrumadora ha respondido que «el turismo es un sector importante para la ciudad».

Convivencia entre turistas y residentes

A la consulta sobre si cree que el incremento de turistas genera conflictos con los residentes, un 54% ha respondido de forma negativa, mientas que el 31,3% sí afirma que es una fuente de problemas. El 14,8% restante no tiene opinión al respecto. También se les ha preguntado sobre el nivel de saturación, que en un 54,9% de las opiniones lo considera bajo. Por el contrario, el 30,6%, sí ve signos de aglomeraciones, especialmente en las zonas más cercanas al circuito monumental.

Finalmente, la encuesta, que se realizó entre el 9 de octubre y el 1 de diciembre de 2017, ha valorado la opinión de los ciudadanos sobre los problemas de movilidad y contaminación que genera el turismo, a lo que un 58,5% y un 68,2%, respectivamente, ha respondido con una negativa.

Abundando en materia económica, a la pregunta de qué sector económico cree que aporta más riqueza a la ciudad, el 71,46 por ciento dijo que el turismo, frente al 18,32 por ciento del comercio, el 6,85 por ciento de la industria, un 2,8 por ciento de la agricultura y la ganadería y un 0,58 por ciento de la construcción.

Reunión de la Mesa contra la Ilegalidad del turismo
Reunión de la Mesa contra la Ilegalidad del turismo - ABC

Edificios con alquileres turísticos

Un 66,7 por ciento de los 1.039 encuestados aseguró que en su edificio de viviendas no se alquilaban a turistas, frente al 14,1 que respondió de forma afirmativa. Entre estos últimos (273 respuestas), un 32,6 por ciento dijo que la gestión del alquiler de las viviendas de uso turístico en su edificio correspondía al propietario o particular, el 19,8 por ciento, a una inmobiliaria o gestora, y el 10,3 por ciento, al propietario que vive también en la casa.

A la hora de calibrar las molestias generadas por las viviendas de alquiler a turistas, el 69,2 por ciento contestó que no generaban molestias en el edificio, y el 13,6, que sí. El 80,4 por ciento, asimismo, respondió que los inquilinos turistas no generaban más molestias que el resto de los vecinos del edificio, el 14,7 por ciento indicó que las mismas molestias y tan sólo un 4,9 por ciento respondió que más molestias que el resto de los vecinos. En la última pregunta al encuestado, si le importaba que se alquilen viviendas a turistas, el 66,3 por ciento dijo que no, y el 33,7 por ciento, que sí.

A este respecto, el delegado de Hábitat Urbano, Cultura y Turismo, Antonio Muñoz, consideró que «en términos generales, los vecinos de Sevilla perciben el aumento de visitantes como una actividad no sólo beneficiosa para Sevilla, sino también como el principal sector económico de la ciudad». Muñoz recalca que «la encuesta concluye, asimismo, que las VUT (Viviendas de Uso Turístico) no afectan a la vida cotidiana de los residentes, aunque un tercio dice no querer una en su bloque».

Mesa contra la ilegalidad

Además del Registro de Turismo de la Consejería de Turismo y Deporte, que recoge la oferta reglada, para el informe definitivo se están cruzando los datos de las tres principales plataformas de turismo colaborativo de alquiler de viviendas para usos turísticos –no solamente la líder del sector–, con el objetivo de identificar la mayor cantidad de anuncios existentes en la ciudad. Así se ha trasladado a la Mesa para la Lucha contra la Oferta Ilegal de Alojamientos Turísticos de Sevilla, donde se congregan varias áreas municipales –Consorcio de Turismo, Policía Local, Medio Ambiente, Gerencia de Urbanismo, CECOP y Agencia Tributaria–, la Consejería de Turismo y Deporte de la Junta de Andalucía, la Diputación Provincial de Sevilla (a través de Prodetur), la Policía Nacional, el Colegio de Administradores de Fincas, la Asociación de Hoteles de Sevilla y Provincia y, por vez primera, la Asociación de Viviendas Turísticas de Andalucía.

En el encuentro de trabajo se ha acordado incorporar a esta última asociación –que defiende los intereses de propietarios y gestores de viviendas con fines turísticos y que prevalezca la legalidad–, con la finalidad de que colabore en la denuncia de quienes ofrecen de manera fraudulenta y al margen de la normativa alojamientos a turistas en la ciudad. La AVVA ha trasladado a la mesa que existe aún una oferta de calidad que tiene la voluntad de cumplir la normativa, ha promovido la iniciativa de las plataformas de publicar solo la oferta regulada y ha manifestado su voluntad de trabajar conjuntamente con las administraciones para normalizar la oferta.

«Se intervendrá desde los ámbitos urbanístico, turístico y policial. Las encuestas que se han elaborado por parte de una consultora especializada nos confirman que aún no existe un problema en la ciudad con respecto a las viviendas de usos turísticos, pero también nos señalan que es el momento de actuar y anticiparse a los posibles efectos perniciosos, dado el crecimiento que sigue registrando la llegada de viajeros a la ciudad», según ha señalado el delegado municipal.