El alcalde, Juan Espadas, en el desayuno informativo organizado por Europa Press Andalucía en la Fundación Cajasol
El alcalde, Juan Espadas, en el desayuno informativo organizado por Europa Press Andalucía en la Fundación Cajasol - ROCIO RUZ

Espadas confirma que bajará el IBI un 3% en las cuentas de 2018

El alcalde sugiere «revisar» servicios como la basura o el agua para «compensar la bajada fiscal»

SEVILLAActualizado:

El alcalde de Sevilla, el socialista Juan Espadas, ha confirmado este lunes que su propuesta para comenzar a negociar con otros grupos las próximas ordenanzas fiscales y el presupuesto del año que viene será la anunciada reducción del 3% en el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) que le había planteado Ciudadanos como condición indispensable para sentarse en la mesa. Así lo ha anunciado en el desayuno informativo organizado por Europa Press Andalucía en la Fundación Cajasol, donde ha analizado la situación política local y ha expuesto que su propuesta para las cuentas del año que viene será esa rebaja del 3%.

En este sentido, el alcalde ha especificado que está «abierto a la invitación de cualquier grupo para negociar ordenanzas y presupuestos», destacando que «este año vamos a empezar con catorce votos y no con once», en alusión al apoyo de los tres ediles de Ciudadanos, que considera asegurado. «Habrá que ver, eso sí, qué posición adopta el PP, si va a rechazar una propuesta de rebaja fiscal así, se va a abstener o va a volver a plantarse en posiciones alejadas de la realidad con planteamientos imposibles de realizar. Tendrán que retratarse».

Espadas ha admitido que tendrá que «convenver» a los dos grupos minoritarios de la izquierda, Participa e IU, planteando medidas «que sirvan para compensar el descenso de recaudación por la bajada del IBI». En este sentido, el regidor ha sugerido que se hace necesario «estudiar maneras de compensar las cuentas y sentarse a analizar los costes de algunos servicios como el agua o la basura, que no se revisan desde hace años y están alejados de la realidad actual y la relación costes-gasto. En otras ciudades son mucho más caros y, claro que sí, hay que sentarse a hablar de ello y a estudiar posibilidades».

Espadas ha recalcado el «buen momento financiero del Ayuntamiento tras un gran trabajo de contención», pero «de nada sirve estar saneados y sin deuda si eso no se puede ahora invertir en ma gente, en lo que la gente necesita».