Sevilla

La familia de la joven fallecida en el ascensor de Valme denunciará al hospital, Junta y empresas

Eximen al celador de cualquier responsabilidad y cosideran que «hizo lo que debía»

Rocío Cortés
Rocío Cortés - ABC

La denuncia que presentará la familia de Rocío Cortés, la joven fallecida el pasado domingo en un accidente en un ascensor del hospital sevillano de Virgen de Valme irá dirigida contra el centro sanitario, la Junta de Andalucía, y al fabricante y a la empresa de mantenimiento del elevador.

Según ha señalado a Efe el abogado de la familiar, Ernesto Sanguino, descartan cualquier responsabilidad del celador que acompañó a la mujer al ascensor, «que cumplió con el protocolo en todo momento».

Sanguino ha destacado que «teniendo en cuenta que el celador hizo lo que tenía que hacer», las responsabilidades «se pedirán al propio hospital, a la Junta de Andalucía, como responsable de su gestión, y al fabricante y/o empresa de mantenimiento del ascensor».

En este punto, ha recordado que hay que tener en cuenta muchos factores, «como que el fabricante ya no exista o que el mantenimiento no se haya hecho correctamente», para incidir que la personación de la familia en el caso será la citada, «sin perjuicio de cualquier otra persona o entidad pueda ser la responsable».

Con respecto al celador, que se encuentra de baja y en tratamiento psicológico desde que se produjeron los hechos, ha defendido que «hizo lo que debía, e incluso tuvo un acto reflejo de intentar salvarla, cumpliendo en todo momento con su labor, conduciendo la camilla desde la cabeza y colocando los pies hacia adelante en el elevador».

El letrado ha indicado que mañana tiene previsto reunirse con la familia para perfilar algunos aspectos de la demanda, mientras que a primeros de septiembre se realizará la personación oficial en la causa, que tramita desde el pasado lunes el juzgado de instrucción número 1 de Sevilla.

Toda la actualidad en portada

comentarios